SEGUINOS

NACIONALES

Efecto cuarentena: las expectativas de empleo son las peores en 13 años

Los más de 80 días de cuarentena que lleva el país por la pandemia de coronavirus está dejando serias consecuencias en la economía. Tanto es así que las expectativas de empleo se hundieron a su mínimo histórico y son las peores en al menos 13 años. Así lo refleja la tradicional encuesta que realiza la consultora ManpowerGroup, cuyo resultado fue el peor desde 2007, cuando comenzó las mediciones.

Sin embargo, cabe señalar que la pandemia está dejando mayores secuelas en el resto del mundo, donde incluso las perspectivas de empleo caen a niveles que superan en algunos casos el 20%. Si se compara con lo que sucede en otras naciones, la situación de la Argentina es hasta deseable.

“La encuesta se llevó a cabo durante las excepcionales circunstancias de la pandemia del Covid-19, por lo que es muy probable que los resultados de esta encuesta reflejen el impacto de la emergencia sanitaria y sean muy diferentes a los resultados de trimestres anteriores”, indica el informe. El relevamiento marca que para el próximo trimestre solo un 4% de los empleadores prevé aumentar su dotación, un 13% anticipa una merma y un 72% no anticipa cambios en su plantilla. El resultado es una Expectativa Neta de Empleo (ENE) de -9%, que ajustada por estacionalidad es de -8%.

Así, dada la pandemia y la consecuente cuarentena, las perspectivas de generación de empleo son las más débiles desde que se comenzó con la encuesta en 2007, con una caída de 10 puntos porcentuales en comparación con el trimestre anterior y de 9 puntos porcentuales en comparación con el mismo período de hace un año.

Luis Guastini, director general de ManpowerGroup, consideró que “es el peor resultado de toda la serie desde que tenemos registro, algo parecido a la crisis de 2009, donde también hubo una caída importante”. Sin embargo, dijo que los resultados, dado el contexto mundial, no sorprenden y que “en el comparativo con el resto de la región llamativamente nuestro país tiene el valor menos malo”.

Desde de una baja en el primer trimestre del año, la ENE se había recuperado en el segundo aunque con cautela. En el momento que se realizó ese anterior informe aún no se había declarado la cuarentena y más aún nadie imaginaba que 80 días después continuaría. Hoy, con un escenario más concreto, las expectativas alcanzaron un mínimo histórico.

El segmento más afectado por las consecuencias de la cuarentena son las microempresas, aquellas que cuentan con menos de 10 empleados. En ese segmento la caída es de -16% (-18% por estacionalidad), seguido de las mediana (entre 50 y 249 trabajadores) que presentan -6% (-7%). Con números mínimamente superiores están las pequeñas y grandes compañías.

En cuanto a las regiones del país, el mayor impacto de la pandemia se registra en el NOA, el NEA y el AMBA, con valores que van desde -19% a -9%. Pese a tener mejores registros, la Patagonia y Cuyo no muestran tampoco resultados alentadores para el tercer trimestre del año.

Por sectores, el de Finanzas, Seguros y Bienes Raíces anticipan el mercado laboral más débil, con una ENE de -16%. Las perspectivas son adversas para el sector de la Minería, con una ENE de -11%, y para los sectores de las Manufacturas y de los Servicios, con una ENE de -10%. Además, se anticipan planes de contratación laboral flojos para los sectores de Transporte y Servicios Púbicos (ENE de -8%), de Agricultura y Pesca (ENE de -6%) y del Comercio Mayorista y Minorista (ENE de -5%). Por otro lado, para el sector de Administración Pública y Educación, los empleadores informan planes de contratación inciertos, con una ENE de -1%. La Construcción es el único sector que se muestra en verde, pero con apenas un +2.

Así, la creación de puestos de trabajo se debilita en las nueve actividades económicas en comparación con el trimestre anterior. Y la merma más notable es de 22 puntos porcentuales en Finanzas, Seguros y Bienes Raíces, al tiempo que los pronósticos caen 13 puntos porcentuales tanto en el sector de las Manufacturas como en el de los Servicios. Además, los planes de contratación laboral descienden 11 y 9 puntos porcentuales en Minería y en Construcción, respectivamente. Por otro lado, las expectativas de generación de empleo caen 6 puntos porcentuales en dos sectores: Agricultura y Pesca y Transporte y Servicios Públicos.

Cabe señalar que el sondeo se realizó a los empresarios durante las últimas semanas de abril, cuando ya la cuarentena obligatoria lleva un mes y donde reinaba la incertidumbre. “Preguntamos cuando iba a volver la situación de empleo al momento anterior a la pandemia, prácticamente la mitad de los consultados dijeron entre 3 y 12 meses”, afirmó Guastini a Ámbito.

En comparación con el mismo período del año anterior, los empleadores evidencian expectativas de generación de empleo más débiles en ocho de las nueve actividades económicas, con la baja más significativa de 18 puntos porcentuales en el sector de Finanzas, Seguros y Bienes Raíces. Los empleadores del sector de Agricultura y Pesca manifiestan una baja de 14 puntos porcentuales, y para el sector de los Servicios la baja se estima en 13 puntos porcentuales. Los planes de contratación laboral se contraen 12 puntos porcentuales en dos sectores, las Manufacturas y Transporte y Servicios Públicos. Por otro lado, los empleadores del sector de la Construcción informan una mejora moderada de 6 puntos porcentuales.

Un dato que remarcó el ejecutivo de ManpowerGroup es que “la cuarentena generó cambios impresionantes en las organizaciones y en la sociedad”, lo que provocará que las empresas tengan que reinventarse rápidamente y profundizar la transformación digital y el teletrabajo. Esto, desde su mirada, no provocará menos empleo, ya que con más tecnología también se necesitarán más personas para tareas vinculadas.

De más está insistir con que la Argentina no es un caso aislado en el mundo. Y de hecho, los resultados que presenta son sustancialmente favorables en comparación con varios de los otros 43 países que participan del sondeo de ManpowerGroup. Muchos de ellos, ante la pandemia, también adoptaron la cuarentena como herramienta de prevención; otro no.

Los pronósticos de creación de empleo más sólidos se anticipan en Japón, India, Estados Unidos, China y Taiwán, mientras que los empleadores de Singapur, Costa Rica, Colombia, Perú y Sudáfrica anticipan los mercados laborales más débiles. Algunos de esos países ya dieron por superado el pico de contagios de la pandemia.

Para reflejar la situación en la región, Brasil -donde no rigen las mismas medidas de cuarentena ante la pandemia- presenta un ENE de -15%, México -9%, Perú -19%, y Colombia -19%. En EEUU, donde debido a la pandemia más de 42 millones de personas pidieron el seguro de desempleo en los últimos dos meses y medio, la perspectiva se hundió considerablemente, aunque se mantiene en terreno positivo con +3%.

Mencionando otras grandes potencias, Alemania muestra un apenas positivo +2%, pero es la excepción. En España y Reino Unido el ENE se ubicó en -12%, en Francia en -11%, en Italia en -5%. La pujante Singapur registró el peor índice en todo el mundo con -28%. Es decir que la pandemia no dejó a nadie fuera de sus consecuencias.

“Cuando la pandemia llegó a la región Argentina venía de una situación compleja con varios años de crisis y recesión. Los empresarios argentinos tienen una mayor gimnasia ante las crisis, y no es el caso de otros países que estaban en situación más favorable”, sostuvo Guastini. Y concluyó: “Estamos más preparados para las crisis, eso es positivo porque nos da mayor capacidad de reflejos para tomar decisiones”.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-