SEGUINOS

POSADAS

El club Pirá Pytá denunció intrusión en uno de sus predios y negaron que el mismo sea un espacio público

El presidente del Club de Pesca y Náutica, Club Pira Pytá, Oscar Bossi, remarcó que “vimos en redes sociales a vecinos que incitan a gente del barrio Villa Cabello a intrusar nuestro espacio ubicado en Villa Cabello, piden que vayan a disfrutar de la costa porque creen que el predio pertenece a la EBY y eso no es así. Presentamos la documentación que demuestra que hace 38 años el club compró el espacio”.

En ese sentido, recalcó que ya se hicieron las denuncias correspondientes. “Tenemos miedo de que usurpen el predio. Los hechos vandálicos se cometen desde hace tiempo, ahora ya es permanente. La gente va al río a bañarse y pasar el fin de semana, comen su asado y pasan el día ahí. Rompieron el círculo perimetral, lo volvimos a poner y luego amaneció todo roto. Habrá agentes la policía de forma permanente en el predio”, indicó.

Además, negó que se hayan hecho quemas en el predio y subrayó que “lo que nosotros hacemos es limpiar. En el lugar van muchos pescadores que hacen su asado y también personas que no tienen lugar para dormir y prenden sus fogatas por las noches”.

Luego reconoció que “no creo que la gente quiera usurpar, solo van a disfrutar del río. Igual, no está habilitado para bañarse”.

Por último, explicó que “había una cota de seguridad que por una ley nacional el Estado expropió a todos los que tenían los terrenos linderos a la costa, es la cota 83, cuando se llenó el embalse eso se tapó con el agua. Nuestro terreno fue invadido, no solo esa cota. Vamos a velar por el patrimonio del club”.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo, indicó que vecinos de Villa Cabello solicitan intervención por apropiación del club Pirá Pytá del Área Especial Ribereña (camino de sirga).

Presentaron un pedido de Intervención por la situación que limita el uso de la zona costera comprendida entre las calles Kolping y Piro (chacras 202 y 201). La denuncia recae sobre el Club de Pesca Pyra Pytá en virtud al impedimento que tienen los vecinos en el uso de dicho espacio.

El uso del área costera, que tiene carácter público ha sido interrumpido por un alambrado impidiendo el ingreso de los vecinos, lo que imposibilita sus actividades de pesca y recreamiento, según comunicó la Defensoría.

En virtud a la denuncia personal de la Defensoría los atendió y puso en conocimiento del Defensor del Pueblo Alberto Penayo quien inmediatamente dio instrucciones, entre otras acciones pedir los informes correspondientes a los organismos vinculados a los fines de verificar la situación denunciada.

Descargar Semanario Seis Páginas
-