SEGUINOS

POSADAS

El coronavirus potenció el uso de plataformas digitales dentro del Poder Judicial de Misiones

Las medidas que dispuso el Superior Tribunal de Justicia por la pandemia del coronavirus aceleraron la utilización de las plataformas digitales para la tramitación de expedientes. Esto se nota más en algunos fueros que en otros, pero hay un proceso en marcha que puede significar un cambio de época.

El sistema de gestión digital SIGED y el correo electrónico ZIMBRA son dos exponentes de esta avanzada.

Hasta el 12 de abril, en los juzgados de los distintos fueros, por una acordada del STJ, están trabajando el magistrado, con uno o dos secretarios y uno o dos empleados, todo depende del movimiento de cada dependencia.

“Es importante hacer hincapié que el Poder Judicial no puede ni debe paralizar su actividad. Es un servicio esencial y queremos transmitir que de esta situación de emergencia por el COVID 19 salimos todos juntos o no salimos”, indicaron fuentes judiciales.

En el Juzgado Violencia Familiar Uno de la Primera Circunscripción Judicial, por ejemplo, trabajan el juez Alfredo Olmo Herrera, dos secretarios, el jefe de Despacho y uno o dos administrativos. Ese grupo es el que tramita el cúmulo de denuncias nuevas que van entrando.

La cantidad de denuncias por violencia familiar que están ingresando muestran una constante. Sin embargo, hay una leve merma de aquellas menos graves. Se cree en otros contextos se hubieran radicado, pero que por la pandemia las víctimas prefirieron no llevar adelante la presentación, al menos por ahora.

 

Cada tres días hábiles, entran 100 nuevas denuncias.

En ese juzgado, además, se puso en funcionamiento lo previsto por un instructivo, utilizado para capacitar a policías y personal judicial. Ese manual de instrucciones detalla que en los casos de violencia familiar las comisarías deben tomar las denuncias, que luego son escaneadas y enviadas a la Dirección de Asunto de Familia y Género de la fuerza, que finalmente levanta ese documento y lo remite desde un correo oficial al ZIMBRA del Juzgado.

Ya en la sede judicial ese documento se baja y se genera el expediente. Eso evita que el personal policial tenga que llevar la denuncia física hasta el juzgado, como se hacía antes de la pandemia. Se descongestiona el trámite y libera del traslado a los uniformados para que encaren otros tipos de tareas.

Esta modalidad es reciente. Las denuncias entran en cualquier horario, no necesariamente de 8 a 11, tal el tiempo que se viene trabajando de acuerdo con la acordada del STJ que dispuso la feria extraordinaria.

Por medio del uso de la firma digital también se le imprime celeridad a los procesos. Los funcionarios sacan las resoluciones y de manera digital emiten los oficios que correspondan para el cumplimiento y ejecución de las medidas.

Los jueces de todos los fueros están trabajando en el mismo sentido. Una gran parte del personal del juzgado, los que proveen los expedientes, hace teletrabajo. Elaboran proyectos de resoluciones, que después son controlados por secretarías y luego pasan a la firma de los magistrados.

El futuro digital fue acelerado por la pandemia. Puertas adentro del Poder Judicial admiten que es el camino, aunque hay muchos detalles para ajustar.

Y otra cara de este futuro pasa también por la capacitación, que lejos de paralizarse, se adaptó en tiempos de pandemia. Con la aplicación Zoom hay un grupo de funcionarios y magistrados que está realizando breves charlas de temas específicos. Los interesados se inscriben a las disertaciones de 45 minutos sobre temáticas en boga.

Hay mucha participación. Sólo con un link acceden al aula virtual. La semana que viene hay dos charlas, una con la Defensora Oficial de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Familia 8 de Garupá, Miryan Guidek, sobre “Abordaje sobre medidas de protección integral para niñas/niños y adolescentes que se encuentran institucionalizados en hogares convivenciales sin cuidados parentales”, y la restante a cargo del juez Olmo Herrera sobre Alcances y Aplicación de las Prórrogas de las Medidas Cautelares en Violencia Familiar para la etapa del COVID.

Descargar Semanario Seis Páginas
-