SEGUINOS

POLICIALES

El doble crimen que conmueve a Andresito: qué indicios hay en contra del único sospechoso, el hijo de la pareja asesinada

En enero último, durante la feria judicial de verano, le dictaron la prisión preventiva a Alejandro Kirschner (22), acusado de haber asesinado a sus padres en su domicilio del paraje “Las 500” de Comandante Andresito.

La resolución la firmó el magistrado subrogante Pedro Fragueiro.

Ahora se conocieron los indicios que pesan contra el sospechoso, también las medidas de prueba que aún restan por concretarse. Noticiasdel6.com tuvo acceso a la resolución judicial, cuyos extractos principales reproducimos a continuación.

Fragueiro hizo primero un resumen del hecho que se le imputa al joven: “Entre las 20 del día 21 de septiembre de 2.019 y las 1.30 del 22, en la habitación matrimonial de la vivienda que compartía junto a sus padres, sito en barrio 500 hectáreas, Lote 62 Sección C de Comandante Andresito,
en circunstancias que se tratan de establecer y es materia de investigación, el joven habría agredido físicamente a sus padres, la Sra. Mirta Sachser (54) y el Sr. Hilario Kirschner (61), con quien habría mantenido una relación de padre e hijo conflictiva; utilizando para ello un palo de madera y el
arma de fuego tipo Rifle, calibre 22, marca Mahely culata de madera, de caño corto de propiedad de la familia, causándole a ambos la muerte.

Según las constancias de autos e informes preliminares del resultado de la autopsia forense practicada a las víctimas (Incidente Nª 122863/2019), en el de Hilario Kirschner, el deceso se habría producido en la cama matrimonial, como resultado de dos disparos de arma de fuego, habiéndose establecido que ambos se habrían efectuado en la parte posterior del cráneo, uno de ellos con orificio de salida por encima de párpado derecho, y el restante con orificio de salida por encima párpado izquierdo (cruzados) determinándose la causa de muerte por ‘herida de arma de fuego, hemorragia intracraneal con estallido de masa encefálica’.

En tanto que la madre, la Sra. Mirta Sachser, el deceso se habría producido a raíz de dos disparos con el arma de fuego de mención, resultando la misma con un orificio de entrada en abdomen por debajo del busto derecho, sin orificio de salida, orificio de entrada en el rostro al costado nariz
perfil derecho (boca jarro), golpe en la cabeza con objeto contundente, fractura de cráneo (hemorragia intracraneana) determinándose la causa de muerte por ‘herida de arma de fuego, hemorragia intracraneal con estallido de masa encefálica’”.

El magistrado sostuvo que de “la magnitud de la pena conminada para los delitos que se le atribuyen al Sr. Alejandro Daniel Kirschner, surge la peligrosidad de que el imputado estando en libertad evalúe la gravedad de la pena y la circunstancia de los hechos, lo que podría eventualmente
inducirlo a la fuga (dada la natural inclinación humana a no perder su libertad ambulatoria)”.
Y añadió: “Estimo imprescindible restringir la libertad del encartado por cuanto existen serios riesgos de entorpecimiento de la investigación.

El riesgo surge latente cuando aún restan llevarse a cabo una serie de medidas en el marco de ésta investigación, (como ser cotejo de ADN del trozo de madera hallado en el interior de la habitación, o bien una pericia balística, entre otras).

Por otra parte, la más importante de las circunstancias valoradas en este momento es que aún no fueron habidos ni el arma de fuego utilizado en la comisión del hecho, tratándose de un arma de fuego tipo Rifle, calibre 22, marca Mahely culata de madera, de caño corto recordando de que se
trata del arma familiar y tampoco fue encontrado hasta este momento el celular Samsung J1 prime de color blanco, con protector propiedad de la Sra. Sachser, como se dijera precedentemente, elementos éstos que de encontrarse en libertad el acusado, bien podría frustrar su hallazgo”.

Otros tramos interesantes del documento son los siguientes:

“Reinaldo Kirschner quien relató las sospechas que tenía en torno a su sobrino a quien describió como un muchacho rebelde, y que venía presentando problemas con su padre, luego de haberse involucrado con el consumo de estupefacientes. En sus testimonios relata un episodio en
el que su hermano Hilario le había manifestado sentir temor porque (txt) ‘venían por todo’ y que se refería a que su hijo menor (hoy acusado) quería que pusiera la chacra y la camioneta aparentemente a su nombre. Relata además los inconvenientes que tenía su hermano con la utilización de la camioneta”.

“Amistades del joven notaron al imputado ‘Manija’ en estado alterado relata. Si bien tienen conocimiento de que Alejandro consumiera estupefacientes, esa noche del 21 de septiembre él estaba más alterado de lo normal. Ellos también son contestes en relatar que el acusado tenía
sus manos lesionadas, lo cual advirtieron al saludarlo. Relataron que esa noche Alejandro llego alrededor de las 22 y que se retiró al poco tiempo, quizá un poco anormal para ser un sábado por la noche, en que la juventud se reúne para divertirse”.

“De la labor de la Policía Científica, se encuentra glosado el informe bioquímico, del cual surge que un palo de madera y una zapatilla del acusado fueron analizados, y en ellos se halló positivamente sangre de la especie humana, este palo fue hallado en el interior de la habitación donde fuera la
escena del hecho, lo que resulta a todas luces necesario es realizar un cotejo de ADN a fin de establecer si ese material biológico se corresponde a alguna de las víctimas, del imputado o bien de un tercero, también el calzado analizado deberá ser sometido a ese cotejo, siempre con miras a dar
luz a la investigación”.

“La más reciente incorporación en autos ha sido el Informe de Espectrofotometría de Absorción Atómica, realizadas sobre las muestras según la cadena de custodia correspondiente al DC N.º 259/19 – correspondiente a las muestras recibidas a Alejandro Kirschner – llevados a cabo en el
laboratorio de investigaciones forenses del Poder Judicial de la provincia de San Juan, cuyo resultado fue que los valores hallados de Plomo y Antimonio en cada una de las muestras recibidas no se puede determinar compatibilidad con disparo de arma de fuego. (ver fs. 513/514)”.

Los testimonios sobre la mala relación con el padre y sus movimientos en la noche del crimen son los indicios que hasta ahora vislumbran como comprometedores para el muchacho arrestado. En cuanto a lo científico, aún faltan cotejos de ADN y no se pudo comprobar que haya efectuado
disparos con un arma de fuego.

En los próximos días se hará una pericia balística.

Alejandro está acusado del delito de “Doble homicidio doblemente agravado por el vínculo y por
el uso de arma de fuego (Artículo 80 inc. 1 en relación al art. 41 bis del Código Penal argentino, que prevé como castigo la pena de prisión perpetua.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-