SEGUINOS

ECONOMIA

El FMI dice que el estancamiento en las negociaciones “es un problema entre Argentina y los acreedores”

¿Argentina pidió al Fondo Monetario Internacional un desembolso bajo el actual programa para hacer un pago a los acreedores y así destrabar la negociación? Fue la consulta de Ámbito a Gerry Rice, vocero del organismo multilateral. “La respuesta es no, no se hizo tal requerimiento, quiero ser claro acerca de esto”.

En el marco de las conferencia de prensa que Rice ofreció en Washington, también se lo consultó sobre si el FMI está preocupado por el estancamiento en las negociaciones entre el país y los bonistas. Al respecto, tomó distancia al señalar que “como ya dijimos, las negociaciones entre las autoridades argentinas y los acreedores es una cuestión entre ellos”.

Sin embargo, aclaró que “nosotros, por supuesto, estamos siguiendo los acontecimientos muy de cerca y esperamos que todas las partes involucradas continúen comprometidas y busquen continuar las negociaciones con las vista puesta en lograr un acuerdo”.

Las declaraciones del representante del Fondo se conocen en un momento en que se han tensado las conversaciones entre el Gobierno y los acreedores. Mientras el Ministerio de Economía se mantiene firme en sostener una oferta del orden de los 50 dólares por cada lámina de 100 de los títulos argentinos (tomando una tasa de descuento de 10%), los acreedores no se muestran dispuestos a aceptar menos de 55 dólares.

Hoy se conoció un duro comunicado de Ad Hoc Argentina Bondholder Group, que comprende 13 fondos internacionales acreedores de Argentina, señalando que “a pesar de que realizamos más mejoras a la propuesta, las autoridades han optado por permanecer en un estado de incumplimiento, arriesgándose a daños adicionales inmediatos y a largo plazo a una economía que necesita desesperadamente inversiones adicionales y acceso a los mercados internacionales de capital”.

Agrega que “a la Argentina se le ha presentado una oferta de reestructuración de deuda integral y sostenible por parte de los mismos inversores que apoyarían al país en las próximas décadas. El gobierno se ha alejado de esa solución”.

Y concluye advirtiendo que “dado el fracaso de las negociaciones de los tenedores de bonos, nuestro Grupo ahora está considerando todos los derechos y recursos disponibles en nuestra capacidad como fiduciarios para los millones de ahorradores que servimos en todo el mundo”.

También el presidente Alberto Fernández se refirió al problema de la deuda al sostener anoche en declaraciones a un canal de televisión, que “la Argentina está haciendo un enorme esfuerzo para lograr un acuerdo y algunos acreedores han tomado una tesitura de mucha dureza que por momentos no se entiende”.

El primer mandatario reafirmó que “vamos a hacer todo el esfuerzo que podamos hacer en la medida que esto no signifique más postergación para Argentina y no vamos a comprometer más de lo que podamos comprometer porque esta Argentina que cada tantos años cae en default no me gusta”.

Pero enfatizó que “vamos a pagar en la medida de lo que podamos. Ni un milímetro más. Y en eso soy inflexible porque conozco también como están las finanzas del mundo y no le pueden exigir a la Argentina lo que al mundo no le exigen”.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-