SEGUINOS

ECONOMIA

El Gobierno acelera plan de asistencia a las empresas para salvar fuentes de trabajo

Durante más de 8 horas de trabajo el gabinete económico repasó el devenir de la economía en tiempos de aislamiento y delineó la puesta en marcha del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción para ayudar a las empresas con el objetivo de preservar la mayor cantidad de puestos de trabajo, tal la directiva planteado por el propio Alberto Fernández a su equipo económico.

La reunión en la residencia presidencial de Olivos, que se inició a las 10.30 y se extendió hasta pasadas las 18, estuvo encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien consultó a Alberto en varios tramos del encuentro, y tuvo como participantes a los ministros de Trabajo y Desarrollo Productivo, Claudio Moroni y Matías Kulfas, la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, el viceministro de Economía, Haroldo Montagú y el jefe de Gabinete del Ministerio de Economía, Gonzalo Guiraldes.

En el encuentro, Santiago Cafiero, quien estuvo acompañado por la secretaria de Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, les insistió a los presentes en la “necesidad” de agilizar la implementación del llamado ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) para que comience a funcionar en los próximos días.

Fuentes oficiales explicaron a Ámbito que, si bien el objetivo primario sigue siendo salvar la vida de los argentinos, el impacto del parate económico requiere actuar con prontitud para morigerar los efectos negativos y sobre todo no empeorar la situación del desempleo en la Argentina, así como trabajar en “el día después” del aislamiento para poner en marcha la economía.

El DNU 332/2020 publicado el miércoles pasado estableció la creación del programa ATP con la finalidad de asistir a las empresas y trabajadores afectados por el freno de la economía como consecuencia del aislamiento preventivo y obligatorio, así como también por los posibles casos de contagio de Covid-19 dentro de la empresa.

El equipo económico repasó los alcances de los cuatro beneficios centrales establecidos por el decreto que pasan por la postergación o reducción de las contribuciones patronales, pago parcial del salario de las nóminas de las empresas de hasta 100 trabajadores, ampliación del REPRO, y prestaciones por desempleo.

El caso de las cargas patronales y la ayuda para pagar salarios, dependen del tamaño de la empresa según la cantidad de trabajadores y del sector de actividad a la que la misma pertenezca. Es por eso que en la reunión se definió que la evaluación técnica de las solicitudes estará a cargo de un Comité integrado por los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo, Trabajo y la AFIP, que luego elevará los informes técnicos al jefe de Gabinete.

Para la puesta en marcha, los representantes de las empresas afectadas deberán anotarse en un apartado en la página de la AFIP para su posterior análisis, según indicaron fuentes oficiales. Quienes se anoten deberán estar en zonas geográficas afectadas en forma crítica, tener una cantidad sustancial de empleados contagiados con Covid-19 o con licenciados a causa de la pandemia, o haber sufrido una sustancial caída de las ventas desde a puesta en marchad del aislamiento obligatorio el viernes 20 de marzo.

Para determinar quiénes pueden acceder a las distintas herramientas de asistencia, el equipo económico definió sectores de actividad de acuerdo al grado de impacto de la cuarentena en el normal giro del negocio. De movida están los denominados sectores críticos, que son aquellos que directamente no han podido seguir con su actividad y que desde hace 15 días no facturan un peso. Sin embargo, los que fueron considerados sectores esenciales, y por ende no alcanzados por la obligación del aislamiento, y aquellos que siguieron operando mediante el teletrabajo, serán plausibles de recibir ayuda en función de la caída de la facturación en estas semanas de cuarentena.

Sin dudas, en este parate económico, las mipymes son las más afectadas, tanto en el sector de comercio como productivo. Sin ventas no tienen resto para afrontar el pago de sueldos, alquiler, servicios y proveedores, entre otras obligaciones. A sabiendas de la realidad acuciante es que Cafiero pidió celeridad para procesar las solicitudes que ingresen las pymes, que son aquellas que tienen hasta 100 empleados.

En el caso de las empresas con más de 100 empleados, la idea que se trazó en la reunión es que sean asistidas a través del REPRO, ya que por su tamaño tienen un nivel de complejidad más elevado, mayor cantidad de puestos gerenciales y acceso a otras herramientas de financiamiento.

En la reunión, además de delinear la puesta en marcha del ATP, el equipo económico repasó la marcha de la línea de créditos a una tasa del 24% impulsado en forma conjunta por el Banco Central (BCRA) y el Ministerio de Desarrollo Productivo destinada a capital de trabajo y nómina salarial para ayudar a las empresas a pagar los sueldos. Sobre la mesa de trabajo se expuso la preocupación porque los bancos aún no han dinamizado los créditos y porque para muchas empresas, sobre todo pymes, les es imposible acceder por la calificación crediticia.

En ese sentido, para que las pequeñas y medianas empresas puedan acceder a estos créditos se ha fortalecido el Fondo de Garantía Argentino (FOGAR) que funcionará como un sistema de garantías estatales.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-