SEGUINOS

NACIONALES

El Gobierno avanza con un acuerdo para tener cortes de carne a precios accesibles

El Gobierno nacional trabaja para alcanzar un acuerdo con los frigoríficos que contempla ofrecer el año próximo entre diez y doce cortes de carne a precios accesibles en todo el país. Las carteras de Desarrollo Productivo y de Agricultura trabajan en las negociaciones y convocarán en los próximos días a una reunión con los frigoríficos para avanzar en los lineamientos del acuerdo.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó que el esquema de Precios Máximos se irá desarticulando en “forma gradual”, y adelantó que se está negociando un acuerdo con los frigoríficos para que el año próximo se ofrezcan a precios accesibles entre diez y doce cortes de carnes.

“Hemos retirado del esquema de precios máximos unos 100.000 productos que no son centrales en la canasta básica”, señaló Kulfas.

En declaraciones radiales, dijo que hacia adelante el objetivo es “garantizar, en forma gradual, que en el mercado interno se pueda tener tener asegurada la provisión de ciertos productos, sin el traslado de precios internacionales a precios locales”. “Estamos trabajando en eso con diferentes sectores”, consignó el funcionario.

Consultado por Télam, el presidente del consorcio ABC, Mario Ravettino, señaló que “quedamos en reunirnos antes del 4 de enero para programar el acuerdo para el año próximo, vamos a esperar que nos convoquen a la reunión”.

Ravettino destacó el alcance que tuvo el acuerdo de tres cortes a precios accesibles para las Fiestas, que estuvo disponible el fin de semana pasado en 1600 carnicerías.

“Salió espectacular, le entregamos al Ministerio y a la Secretaría de Comercio la toma de volumen y cumplimiento de precios en 1.600 bocas de expendio en todo el país y cadenas de supermercados; estamos muy satisfechos”, expresó.

En cuanto al nuevo acuerdo, señaló que “va a ser un poco más amplio porque no van a ser solo cortes de parrilla sino que incluirá también algún corte de olla y alguna pulpa”.

Acerca de las expectativas del sector para el año próximo, analizó que “todo depende de cómo se vaya comportando la pandemia, hay una volatilidad importante en materia de precios, esperemos que se pueda cumplir cronograma de vacunas y se vaya normalizando”.

“Siempre el compromiso es abastecer el mercado local y garantizar saldos exportables”, agregó el empresaria.

De acuerdo con el Observatorio de Precios del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), sobre la base de los precios promedio mensuales relevados por el Instituto de la Carne Vacuna (IPCVA), en noviembre la carne subió un promedio de 7,7% respecto del mes anterior.

Si bien los números de diciembre todavía no cerraron, las proyecciones extraoficiales dan cuenta de otro incremento de entre 10% y 20%, que suele ser considerado estacional por la celebración de Navidad y Año Nuevo.

En lo que respecta a noviembre, entre los cortes más caros, los principales incrementos se registraron en matambre (12%), peceto (10%), colita de cuadril y vacío (9,5%) y lomo (9%).

En los cortes vacunos de precio intermedio, los principales incrementos se encuentran en asado (11%), tapa de nalga y tapa de asado (8,6%); y en el caso de los cortes económicos, los principales aumentos se dieron en los cortes de falda (8,3%), y tortuguita (7%), mientras que el osobuco tuvo un incremento del 2%.

En términos interanuales, a la cabeza de los aumentos sobresalen cortes como el osobuco (66%), asado (61%), vacío (59%), picada especial (59%) y bola de lomo (58%).

El consumo per cápita durante 2020 (hasta septiembre, último dato disponible) es de 51 kg por habitante (kg/h), con un leve incremento del 0,21% respecto al 2019.

En tanto, si se analizan los últimos cinco años, el consumo per cápita se encuentra en una tendencia decreciente desde el año 2016: en 2015 se ubicaba en 58,6 kg/h, en 2016 se reduce un 6% para ubicarse en 55,3 kg/h, en 2017 se incrementa un 4% aunque no logra recuperar la caída del año previo y 2019 se observa un derrumbe en el consumo cárnico, de casi 10%, lo que provoca que el consumo promedio pase de 56,5 kg/h a 51 kg/h.

Durante 2020, a pesar de la crisis derivada de la pandemia, el consumo se estabilizó alrededor de 51 kg/h, con un leve incremento respecto a 2019,

“La situación del mercado de consumo de carnes, tanto en relación con la evolución de precios como a las cantidades consumidas, provocó la atención de la Secretaría de Comercio, que anunció la pronta puesta en marcha de un programa de consumo popular, asegurando varios de los principales cortes a precios por debajo de los actualmente encontrados en el mercado”, indicó CEPA.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas
-