SEGUINOS

NACIONALES

El Gobierno estudia declarar de orden público al sistema de salud privado

En el marco de la estrategia oficial de lucha contra la pandemia del Covid-19, hoy a las 12 se reúnen en el Ministerio de Salud representantes de las clínicas y sanatorios agrupados en las entidades empresarias con el ministro Ginés González García con el propósito de conocer la iniciativa oficial de disponer, vía un Decreto de Necesidad de Urgencia de “orden público” a todo el sistema de salud.

Fueron convocados la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina, la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales y la Asociación de Entidades de Medicina Privada, entre otros.

El sector privado se enteró de esta iniciativa a través de los medios de difusión a partir de los dichos del titular de Salud, ante los integrantes de la comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados, a los que informó sobre las medidas que su cartera está implementando para atacar la pandemia, a través de una video conferencia.

En el marco de esta exposición anticipó: “Quiero contar además, que estoy propiciando, creo que va a salir, un DNU que va poner de interés público a todo el recurso sanitario de la Argentina, no vamos a discutir propiedad, podrá ser estatal y privado pero creemos que tiene que tener un comportamiento igualitario para todos los argentinos”.

También indicó que le preocupan “no sólo los insumos sino el conocimiento”, y en ese sentido comentó que “cotidianamente” se está realizando “un intercambio de opiniones” y “una discusión sobre casuística” con autoridades sanitarias de toda la Argentina.

La noticia generó preocupación en el sector privado ya que, señalan, no fueron consultados por el tema y plantean dudas sobre cuanto a “los alcances” de la iniciativa. Se interrogan “cuánto avasalla el derecho de una determinada persona que cuando tenga que internarse no tenga otra cama que la del sector público”.

Consultadas fuentes del sector privado por Ámbito acerca de la posibilidad de recurrir a la justicia en caso de prosperar la iniciativa y verse afectados derechos, los representantes aclararon que “es una posibilidad que no se descarta, pero no se puede hacer un amparo con un trascendido de un decreto de necesidad y urgencia”. También señalaron que los distintos integrantes de las entidades empresarias tienen una mirada común sobre el problema.

La medida en principio abarcaría también a las obras sociales sindicales, según explican en el sector privado. En función, de las palabras de Ginés lo que el Estado buscaría es contar “con camas y asistencia médica” interpreta ya que no invitaron a la reunión de este mediodía a las financiadoras de salud.

De todas maneras y aún sin conocer los contenidos del DNU tanto en el sector privado como en algunos obras sociales sindicales se generó una voz de alerta. “Quien va a querer pagar una prepaga si cuando tenga que internarse podría ser derivado a un hospital público”, plantean directivos del sector privado que mantuvieron reserva hasta tanto no conocer la iniciativa.

La misma preocupación trascendió en medios sindicales donde sus afiliados también se verían afectados.

Cabe recordar que el 70% de la población recibe cobertura médica tanto por el sistema privado (prepagas, clínicas) como así también mediante las obras sociales sindicales. Es decir, queda un 30% que recibe sólo atención del sistema público de salud.

El ministro Ginés González García sostuvo en su exposición ante los legisladores que “es inexorable que haya transmisión comunitaria. Esto va a pasar. Lo que tenemos que hacer es que se regule para que no pase de golpe, que no afecte a los más vulnerables y que lo podamos manejar”. El ministro explicó que lo que hay que hacer es “enlentecer” y agregó que se terminará con esa circulación cuando una gran proporción de la gente “se haya contagiado” y desarrollado “inmunidad”. “Entonces empieza a circular menos el virus y después deja de circular”, indicó.

Especialistas sostienen que el pico de contagio en el país se produciría a mediados de mayo próximo y que en este contexto se interpreta la preocupación del gobierno por asegurar la disponibilidad de camas.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, hizo referencia a este DNU que estaría propiciando el gobierno nacional y, en principio, se pronunció a favor. “No tengo ninguna duda que en una pandemia, todo el sistema de salud de los argentinos tiene que ser público, hay que ser solidarios entre los subsectores”.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-