SEGUINOS

ECONOMIA

El Gobierno lanzará este miércoles la oferta de canje para la deuda bajo ley extranjera

Pese a guardar sus detalles con sumo hermetismo, el Ejecutivo adelantó un endurecimiento de la propuesta, que incluirá una fuerte quita y un amplio período de gracia, y deslizó cierto optimismo sobre el resultado de las negociaciones. Algunos fondos, por su parte, filtran un posible rechazo en el marco de la pulseada.

Luego de diez días de intercambios vía teleconferencia con los bonistas, el ministro de Economía, Martín Guzmán, terminó de ajustar la oferta. En las próximas horas la analizará con el presidente Alberto Fernández.

Sobre la oferta, el mandatario ratificó el domingo en Net TV: “Vamos a firmar algo que podamos cumplir”. Es decir, no planea ir por un acuerdo transitorio hasta que pase lo más álgido de la coronacrisis para luego volver a sentarse a negociar, como sugerían distintas voces del mercado. Al contrario, tal como contó este diario, el shock global y el recrudecimiento de la crisis local llevó al Gobierno a endurecer su propuesta y alinearla con el recorte sugerido por el FMI en su último análisis de sustentabilidad (entre USD55.000 y USD85.000 millones en diez años).

La oferta se presentará formalmente ante la Comisión de Bolsas y Valores de Estados Unidos (SEC). Hace dos semanas Guzmán anticipó que incluirá un amplio período de gracia que abarcaría todo el resto del mandato y una fuerte rebaja en los cupones de intereses. Además, dijo que podría contener una quita de capital. En el mercado, esperan que la propuesta implique una quita superior al 50% en el valor presente de los bonos en su conjunto y que en algunos títulos llegue al 70%.

Mientras el Presidente deslizó que “la negociación va bien”, algunos fondos dejaron trascender un posible rechazo como parte de la pulseada. El Financial Times, uno de los medios más ligados al stablishment financiero internacional, aseguró que “Argentina se dirige hacia su noveno default soberano” y publicó la voz en off de un bonista que adelanta su rechazo. Para avanzar en un acuerdo, el Gobierno necesita un aval en promedio del 75% de los tenedores de títulos ley extranjera.

La presentación coincidirá con la reunión de primavera boreal que realizarán entre ets martes y el viernes de forma virtual el FMI y el Banco Mundial y tendrá como eje el impacto económico de la pandemia, que podría arrastrar al mundo hacia la mayor recesión desde la crisis de 1929.

Aunque también será el marco para que Guzmán, según confiaron desde su entorno, converse con el organismo sobre la última versión de la propuesta oficial de reestructuración de la deuda con tenedores privados.

Fuente: BAE Negocios.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-