SEGUINOS

NACIONALES

El Gobierno profundiza control de importaciones

Se busca evitar la pérdida de dólares, mientras procura despejar la incertidumbre con el cierre del acuerdo por la deuda con los fondos de inversión. Desde el próximo 3 de agosto la Aduana va a mandar por “canal rojo” todo producto de consumo final que se encuentre bajo investigación por presunto dumping o que ya tenga aplicadas medidas contra ese tipo de prácticas.

También pasarán a ese tipo de verificación estricta todos los bienes de consumo que sean investigados en el futuro. La medida fue dispuesta por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial. La nueva resolución deroga una directiva de 2017 que disponía el control sólo para las mercaderías que tenían aplicados derechos compensatorios.

Fuentes oficiales explicaron a Ámbito que con esa decisión el Gobierno pretende “alinear” los controles del comercio exterior que se llevan a cabo a través de la Aduana con las medidas que se administran desde la Secretaría de Industria. Explicaron que la resolución, que lleva el número 366, ya deja establecido que para las nuevas investigaciones todos los productos involucrados pasen inmediatamente a lo que se denomina “canal rojo”.

¿En qué consisten estos códigos? Cuando el sistema indica que hay que aplicar “canal rojo” a un cargamento, eso quiere decir que los inspectores tienen que verificar que la documentación debe coincidir con la cantidad y la calidad de las mercaderías. Cuando es “canal naranja” sólo se chequea la documentación, sobre todo el origen, mientras que cuando hay “canal verde” la mercadería no es controlada. La decisión sobre a cuál producto aplicar uno y otro es en algunos casos azarosa, en otros es una combinación de factores y en algunos casos está determinada de antemano. La idea es que no haya certeza de cómo van a ser los controles. Aun así, cuando un producto es penalizado con medidas antidumping, la maniobra usual es la triangulación con otro origen para esquivar el chequeo aduanero.

Rubén García, presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), señaló a Ámbito que los nuevos controles dispuestos por el Gobierno “no son habituales” en el manejo del comercio exterior, aunque se mantienen dentro de lo que indican las normas internacionales. No obstante, advirtió que hay cierto tipo de bienes en los cuales no es posible aplicar un control estricto en la terminal portuaria, como podría ser el caso de neumáticos que vienen empacados casi a presión en los contenedores y que por lo tanto no serían de fácil chequeo visual externo.

Por su parte, el director del Centro de Investigación para el Comercio Exterior del Siglo XXI, Miguel Ponce, opinó que en la medida en que el Gobierno necesita proteger los dólares de la reservas del Banco Central hasta que concluya la reestructuración de la deuda “van a ir apareciendo medidas de este tipo”. “Esto va a trabar aún más el comercio exterior”, señaló Ponce.

El especialista consideró que el Gobierno tiene reservas netas por sólo u$s7.000 millones, y que con el swap de monedas que acaba de renovar el Banco Central con su par de China “no alcanza” para recuperar la confianza en momentos en que el dólar blue se escapó a $140 mientras que el oficial se mantiene en $70 lo que incentiva a las importaciones.

La decisión oficial sólo tiene alcance sobre productos para consumo final, que en rigor, representan la menor parte de las importaciones. En mayo representaron sólo el 16,7%, lo que implican unos $530 millones; el 42% de las compras fueron bienes intermedios y 16,7% los bienes de capital. Le siguen en importancia piezas y accesorios con el 16,1%, 5,8% combustibles y lubricantes; 2% vehículos, 0,6%, el resto.

Recientemente la Aduana dispuso un mayor control para evitar maniobras de subfacturación en operaciones de exportación con el fin de que algunas empresas declaren menos divisas para ingresar al país de lo que les correspondería.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-