SEGUINOS

NACIONALES

El impacto de la devaluación y el aumento de dólar afectan a los créditos UVA

Para los poseedores de créditos UVA, que se endeudaron tras el sueño de la casa propia, la incertidumbre es mayor por el efecto de la fuerte suba del dólar en las cuotas de sus préstamos, que se registran por la inflación. Tal como lo hicieron en la última corrida, el colectivo de Hipotecados UVA denunció que los créditos se volvieron inviables y exigió al gobierno nacional que congele definitivamente la indexación de los créditos.

“Están en juego decenas de miles de hogares. Políticas irresponsables no pueden poner en juego el derecho a conservar nuestras viviendas, dependiendo del `humor de los mercados`”, advirtieron un día después de que la moneda extranjera aumentara 11$ en el cierre y superara los 460 durante el día en el Banco Nación y en las agencias cambiarias de moneda extranjera.

En medio de la campaña presidencial y en una tardía respuesta hacia los tomadores de créditos, el gobierno de Mauricio Macri anunció una compensación a través de un “subsidio temporario” de 15 meses, que se extiende desde las cuotas de octubre del año pasado hasta las de diciembre de este año. Los damnificados alertaron en ese momento que no era una “solución de fondo” para sus problema, porque no cambiaba el sistema de indexación de los créditos.

Ante la última corrida, que el presidente Mauricio Macri intentó atribuir al resultado electoral del domingo, los hipotecados UVA demandan nuevamente el congelamiento inmediato en la actualización del valor de los créditos y que tenga en cuenta la evolución de los salarios.

El sistema UVA fue creado por el gobierno a fines de marzo en 2016, anclado a las promesas incumplidas de llevar la inflación a un dígito. Ya con la corrida cambiaria de principios de año, al menos 30 mil personas que habían entrado en el plan Procrear Joven quedaron en el camino.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas