SEGUINOS

PROVINCIALES

El Iprodha avanza con regularizaciones dominiales en San José

Un total de 58 familias accedieron al boleto de compraventa, el paso jurídico previo a ser propietarios de la tierra que habitan

El viernes 30 de octubre por la mañana, se realizaron las firmas de los boletos de compraventa, que forman parte de un esquema integral de trabajo que ejecuta el Programa de Regularización Dominial del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Irpodha) en la localidad de San José.

Esta vez, 58 familias de un asentamiento urbano denominado barrio San Martín, ubicado en la propiedad de un particular, fue el sitio  normalizado, lo que permitió una ordenada firma de documentaciones de los vecinos asentados en el lugar.

El paso del boleto de compraventa se pudo gestionar “ya que se ha realizado la confección del plano de mensura, con los respectivos croquis georreferenciados de cada uno de los lotes”, precisó el escribano Marcelo Castro del Iprodha. 

El Instituto hace poco menos de un año, inició las labores de normalización de este terreno, “así que con alegría se llega a esta solución para ambas partes: los ocupantes irregulares que dejarán de serlo, ya que adquirirán sus terrenos, y la titular dominial del latifundio, que percibirá un precio, en recompensa”, señaló Castro.

La resolución de esta primera etapa en lo que será la solución definitiva para estas 58 familias cuando lleguen a la escritura, es el resultado de un trabajo conjunto entre las áreas de Emergencia Social y Notarial del Instituto, más la colaboración de la Municipalidad local.

Mateo Melgarejo, uno de beneficiarios de San José, que recibió el boleto de compraventa el último viernes, compartió: “Soy un vecino más del barrio que se acaba de regularizar a través del Iprodha, a través de la gestión de nuestro intendente, Jorge Tesnachuk, conocido por todos como ‘Kike’. Muy agradecido y con una alegría inmensa de poder recibir el boleto de compraventa, hace mucho tiempo se venía tramitando todo esto y gracias a Dios hoy contamos con los papeles que nos permitirán que los terrenos sean nuestros. Hace un tiempo atrás vivíamos bastante inseguros porque no sabíamos si hacíamos algo, construíamos, arreglábamos o plantábamos, y tendríamos que deshacer más adelante.

“Aparte -continuó-, no contábamos con muchos servicios, no teníamos aquellos que hacían falta y ahora, mediante todo esto, vamos a poder tener y vivir dignamente. Todo el barrio y yo estamos muy contentos, porque tendremos más adelante, a través del pago de las cuotas, el título de la propiedad, la escritura. Eso es muy importante, y más que nada resaltar el monto de las cuotas que son accesibles ($1672), cuotas que la gente hoy en día puede acceder a poder pagar. Yo hace cuatro años aproximadamente que vivo en el lugar, desde el día en que me casé vivimos con mi esposa acá. En fin, muy agradecido por el Iprodha y por la gestión de nuestro señor intendente, gracias a Dios hoy estamos regularizados con el barrio, llegar a la escritura, ya está en nuestras manos”, dijo.                                                       

Descargar Semanario Seis Páginas
-