SEGUINOS

ECONOMIA

El mercado inmobiliario se adaptó a la pandemia y no hubo cambios bruscos con la nueva Ley de Alquileres

El mercado inmobiliario de Misiones se adaptó a los tiempos de pandemia y también asimiló el impacto de la nueva ley de Alquileres, que entró en vigencia en julio. En el caso de las viviendas relevadas, 93,9 por ciento cumplió con el pago del alquiler en tiempo y forma, 2,4% por ciento lo hizo en forma parcial -1,2% no pagó- y sólo 2,4 por ciento rescindió contratos por recorte de ingresos.

Según los datos de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina, en Misiones el alquiler aumentó 13 por ciento desde la entrada en vigencia de la nueva ley de Alquileres y sólo 1,1% retiró sus ofertas del mercado, por debajo del promedio nacional.

Considerando los valores medios, resultantes en las 17 jurisdicciones de Fira, se observa un 89,7% de cumplimiento de pago total de alquileres; un 4,8% de pago parcial y un 3,7% de incumplimiento en el pago de alquileres destinados a vivienda en el mes de julio de 2020.

El relevamiento informó que el motivo principal de los inconvenientes en el cumplimiento fue debido al recorte de ingresos sufridos por la cuarentena.

Un total de 1,8% de los contratos, sobre el total de muestras relevadas debió rescindir sus contratos de alquiler.

Como observación general, comparado con el mes de mayo de 2020, se observa un aumento en el nivel de cumplimiento en tiempo y forma, a la vez que (consecuentemente) una disminución sensible en las demoras de los pagos de alquileres. Lo que constituye un claro acomodamiento del mercado locativo a pesar de los efectos de Covid-19 y los cambios en la Ley.

El estudio de Fira, de la que forma parte del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Misiones, revela que en el caso de los comercios, en Misiones el 81,1 por ciento de los alquileres se pagaron en tiempo y forma en julio -casi diez puntos por encima del promedio-, 9,9% lo hicieron en forma parcial -seis puntos menos que el promedio- y se registró un incumplimiento del 4,9 por ciento, cuando el promedio nacional fue de 8,1 por ciento. Otro 4,0% rescindió contratos por recorte de ingresos. Por otra parte, hubo un 7,5% de contratos renegociados, cuando el promedio nacional es de 20,8 por ciento.

En el promedio Fira se observa un 71,9% de cumplimiento de pago total de alquileres; un 15,1% de pago parcial y un 8,1% de incumplimiento en el pago de alquileres destinados a vivienda en el mes de julio de 2020.

El motivo principal de los inconvenientes en el cumplimiento fue debido al recorte de ingresos dado por las dificultades, y en muchos casos la imposibilidad, de desarrollar la actividad comercial por motivo de la cuarentena. Por ese mismo motivo un total de 4,9% de los contratos, sobre el total de muestras relevadas debieron rescindir sus contratos de alquiler.

Sin embargo, comparando los resultados con el mes de mayo de 2020, se repite lo visto en “viviendas” (aunque con distintos niveles): Aumento en el cumplimiento y consecuente descenso en las demoras de pago de alquileres.

Debido a los inconvenientes en el desarrollo de la actividad comercial en razón del protocolo de aislamiento, sea por cierre obligado de los comercios, o por recorte sensible de ingresos, una porción del 20,8% sobre el total del muestreo en las 17 jurisdicciones debieron renegociar sus contratos de alquiler mientras que el 79,2% mantuvieron las condiciones acordadas.

El porcentaje de renegociaciones de contratos tuvo un descenso del 59% comparado con mayo, período en el que esa masa constituyó el 33% de la masa de inmuebles destinados a locaciones comerciales.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-