SEGUINOS

PROVINCIALES

El monitoreo sanitario de carneros se completó en un 85% y se extendió a productores de Cerro Azul y Andrade

Ya está culminando el monitoreo sanitario, encarado de manera interinstitucional en el territorio de la Cuenca Ovino-Caprina Zona Sur. Con muy poco pendiente, una amplia zona de los 6 municipios se completó, sumando compromisos nuevos en otros dos municipios: Olegario Víctor Andrade y Cerro Azul.

Hasta aquí los responsables del control y la toma de muestras de sangre se encontraron con: nacimientos sin dificultades, buen peso de los corderos (pre destete) y también los efectos de la sequía que preocupan a todos. En este sentido, se hacen muchas consultas y se evalúan soluciones en un “ida y vuelta” entre el productor y el técnico que realiza la visita.

Al finalizar el trabajo, la muestra abarcará a 210 productores y el muestreo a unos 400 carneros y machos mayores de 6 meses. Lo que busca el equipo técnico (con representación de Inta, Senasa, Ifai, Ministerio del Agro y la Producción de Misiones, Secretaría de Estado de Agricultura Familiar y SAFCI) es determinar el estado de sanidad de las majadas, chequeando prevalencia de la brucelosis, causada por Brucella ovis, que produce infertilidad en los machos y aborto en las hembras.

En el mismo monitoreo se separa suero de las muestras para un diagnóstico de hidatidosis (zoonosis provocada por parásitos alojados en el intestino delgado), mediante un convenio con el Instituto Malbrán y con el Instituto César Milstein/Conicet.

Asimismo, el estudio se completa con un muestreo de materia fecal para identificar larvas y géneros de parásitos. Tarea que se concreta con el laboratorio del Inta Cerro Azul.

El monitoreo se planteó en 2018, como un proyecto enmarcado en la Ley Ovina nacional. Además de tener un diagnóstico de situación, se busca generar un status sanitario para la Cuenca Sur, en resumen que los productores conozcan la sanidad real de sus majadas y que esa información se pueda transmitir a los consumidores luego, comunicando el plus de calidad.

Hay criadores en toda la provincia, pero es en el Sur donde concentra más del 65% de la producción ovino-caprina. En la visita a los productores se hace una mirada integral, que incluye también la alimentación de las ovejas y chivos, la valoración de condición corporal de los animales, la parición y la infraestructura de los establecimientos.

Hasta el momento, los técnicos notaron majadas en aumento, productores más organizados en plena esquila y en todos los establecimientos e interés por participar en las actividades de capacitación, organización, comercialización y otras.

Y hay una última novedad: la localidad de Andrade próximamente también integrará la Mesa de Gestión de la Cuenca Ovino Caprina Zona Sur de Misiones.

Descargar Semanario Seis Páginas
-