SEGUINOS

Salud

El relato de un sobreviviente de Coronavirus: “Esta enfermedad es extremadamente cruel”

Reino Unido es uno de los países del mundo que está siendo severamente afectado por el Coronavirus. Hasta el momento tienen 38,168 casos confirmados y una de esas personas es Sasha Stefani, oriundo de Puerto Iguazú que se encuentra viviendo en Londres hace cinco años.

Sasha Stefani, es psicólogo e investigador en psicología social, tiene 44 años y es una de las personas que ha padecido de Covid-19. “El día 11 de marzo empecé con los síntomas leves, algo de tos seca, un poco de fiebre, diarrea, pero nada demasiado grave. Con el transcurso de los días mi situación va empeorando, mi capacidad respiratoria va disminuyendo mientras mi fiebre va en aumento. Al cabo de días 10 días, el 21 marzo, mi situación es mucho más grave. Me asisten, tenía una temperatura de 39,5 y menciona la posibilidad de que este sufriendo un shock séptico y me internan inmediatamente”, relata sobre los primeros días previos a dar positivo en Covid-19.

Una vez internado, Sasha fue diagnosticado con una neumonía severa bilateral, asociada al Covid-19, que fue confirmado luego con el test. “Los primeros días en el hospital fueron de extremada gravedad, estaba en riesgo de vida. Si bien mi capacidad respiratoria era muy baja, alcanzo con una cánula nasal al máximo que son 4 litros de oxígeno y bueno mi historia tiene un desenlace feliz porque gracias al tratamiento pude recuperarme”.

“Esta enfermedad es extremadamente cruel, porque si te internan vas a estar solo, nadie va a estar acompañándote cuando más lo necesitamos. Piensan que estamos en una situación normal, pero los hospitales se comportan como una cárcel para mantener a los pacientes aislados. Es una experiencia parecida a un encierro que a un tratamiento de salud”, fue uno de los primeros mensajes que quiso transmitir a toda la población para que tome conciencia.

Además, agregó, “he estado en cuatro salas diferentes y he visto a la gente desquiciarse, dejar de luchar, creo que puedo decir el 50% de las personas con las que yo estuve no iba a superar con vida esta enfermedad, estaban ya condenadas a morir. Es como estar en un hospital de guerra, lamentándose, haciendo sus necesidades en la cama, un infierno. En todo ese periodo no hubo ningún minuto de silencio o tranquilidad, con lo cual la salud mental también se ve afectada”.

“Sabemos que esta enfermedad se ceba con los mayores, pero no creas que por ser fuerte y joven no te vas a enfermar, cada día aquí en Inglaterra tenemos reportes de jóvenes que enferman y mueren. Yo sé que la letalidad de este virus no es tan alta, pero supera entre 10 y 50 veces a la mortalidad de la gripe y al ser más contagiosa puede generar cientos y miles de muertes”.

“Yo tuve suerte, pero fruto de este colapso que está habiendo en tantos países, si esto me hubiese ocurrió en el lapso de una semana quizás no pudiera contar con los recursos que tuve”, explicó Sasha para explicar el colapso que hay en hospitales y clínicas de todo el mundo.

Si nos quedamos en casa dejamos que los verdaderos héroes de esta guerra invisible puedan hacer este trabajo. Quédate en casa, protege al sistema público de salud y salva vidas”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-