SEGUINOS

NACIONALES

El Senado convirtió en ley el proyecto que apunta a proteger los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de Anses

Por unanimidad, la Cámara alta sancionó la iniciativa que modifica el esquema de financiamiento del programa de Reparación Histórica. Además, permite a las provincias renegociar sus deudas con la Anses.

El Senado convirtió en ley este viernes, por unanimidad (67 votos positivos), el proyecto que establece una modificación en el esquema de financiamiento del programa de Reparación Histórica con el objetivo de proteger los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad y, además, habilita a que las provincias puedan renegociar las deudas que mantienen con la ANSeS.

A través de la norma, 21 de las 24 jurisdicciones -las excepciones son Córdoba, San Luis y Santa Fe- podrán rediscutir sus deudas con el organismo en un plazo de ocho meses, de cara a la firma de un bono donde se establecerán los vencimientos y se tendrá en cuenta la suma del capital adeudado e intereses devengados y exigibles a la fecha de suscribirse el acuerdo de refinanciación.

En cuanto a la Reparación Histórica, el programa será financiado a través de recursos propios de la ANSeS y del Tesoro. En la ley sancionada durante el gobierno de Cambiemos se ponía como fuente de recursos al blanqueo de capitales y, en segunda instancia, al FGS.

Por otro lado, respecto a los créditos otorgados a jubilados, se determina que la ANSeS no podrá realizar una capitalización de intereses en los préstamos vigentes cuyos cobros hayan sido suspendidos a partir del 1ro. de enero de 2020.

También, la ley establece que la reanudación del cobro de las cuotas se hará desde la cuota siguiente que correspondía abonar al tomador del crédito cuando quedó suspendido el pago, respetando las condiciones financieras originales en las que el crédito fue otorgado, con las modificaciones acordadas que hubieran favorecido al deudor.

Otro de los aspectos que prevé la norma enviada por el Poder Ejecutivo es la creación de un Fondo Fiduciario Público “Programa de Inversiones Estratégicas”, que tendrá como meta invertir en sectores estratégicos del Estado para generar empleo.

En el comienzo del debate, el pampeano Daniel Lovera destacó que la iniciativa apunta a “reestablecer el objetivo original que tenía el FGS cuando fue creado”. “Es un paso necesario, ineludible e importante para lograr un sistema previsional fuerte y solidario”, opinó, más allá de que afirmó que “Argentina necesita dar un debate de una reforma seria y estructural del sistema previsional”.

El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social explicó que si se sigue financiando a la Reparación Histórica con los activos del FGS, éste “entre 7 y 10 años desaparecería y sin siquiera haber abonado el 50%”. Por otra parte, el oficialista celebró “el fortalecimiento del federalismo” al crearse “un beneficioso plan de refinanciación de deuda que tienen las provincias” con el organismo.

Por el bloque de la UCR, el chaqueño Víctor Zimmermann ponderó lo referido a la regularización de los créditos con la ANSeS, al sostener que “es una gran medida, porque tiende una mano a los que menos tienen y fundamentalmente a aquellos que están endeudados” con el organismo.

Con algunos pedidos de modificación, el legislador propuso que en la refinanciación de las deudas se “ayude” también a los intendentes, y, por otro lado, que el comité ejecutivo del Fondo Fiduaciario Público que se crea por la ley cuente con “la representación de los gobernadores y de nuestros intendentes”.

A su turno, el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio, resaltó que el objetivo del proyecto es “dejar de lado el uso que se le dio a este Fondo para situaciones especulativas” durante la gestión anterior; y “tratar de que nuestras PyMEs y el aparato productivo puedan, por medio de este Fondo, dar garantías de crecimiento del país y además fomentar el trabajo que es lo más importante que podemos tener”.

El oficialista valoró “la decisión de que este Fondo financie la pérdida de recaudación que ha tenido el sistema previsional por la pandemia”, la cual “ha afectado en los ingresos del organismo”. Además, mencionó que la creación del Fondo Fiduciario Público, que tendrá una duración de 20 años, tiene “una mirada federal” que tenderá a “integrar el sistema productivo y regional”.

Para el senador Esteban Bullrich, este proyecto “debe ser parte de una discusión más profunda”. “Debemos defenderlos a los activos del Fondo porque hoy son básicamente títulos de deuda”, señaló y remarcó que los mismos “fueron afectados en la negociación de la deuda” que hace poco realizó el Gobierno.

“El Fondo sigue la tendencia de la Argentina. Está directamente relacionado al vaivén de la Argentina. Si a Argentina le va bien, al Fondo le va bien. Si a Argentina le va mal, al Fondo le va mal”, expresó el macrista, al tiempo que consideró que “esta ley no basta”. “Tenemos que pensar, como dijo el senador Lovera, que estamos frente a un sistema que es deficitario y esa condición debe ser atendida porque si no el Fondo nunca va a alcanzar”, advirtió.

Contra el gobierno anterior cargó el kirchnerista Oscar Parrilli, quien aseguró: “Hoy estamos solucionando un problema que fue generado en los últimos cuatros años”. “La Ley de Reparación Histórica fue una exigencia de la OCDE y de varios de los organismos internacionales”, apuntó y recordó que se blanquearon “120 mil millones de dólares” en “un blanqueo muy generoso” que permitió que quienes tenían dinero en negro en el exterior, siguieran teniéndolo, y además se estableció “un impuesto que era muy bajo”.

Por ese tributo se recaudaron unos “10 mil millones de dólares”, precisó el neuquino, que acusó que “lo hicieron conscientes que no alcanzaba la plata”. “No hubo ninguna reparación histórica para los jubilados, hubo claramente una acción de blanquear dinero negro en el exterior para muchos de los amigos del Gobierno. La familia del presidente, entre hermanos y ‘amigos del alma’, tenían más de 100 mil millones de dólares por blanquear”, agregó.

Siguió en la lista de oradores el salteño Juan Carlos Romero, que dijo estar “cansado de escuchar los planes de venganza” y enfatizó que “el sistema previsional tiene una crisis de décadas”, por lo cual deber convertirse en “una política de Estado”.

A pesar de anticipar su voto a favor, el jefe del interbloque Parlamentario Federal opinó que “las provincias no deberían recibir un peso en préstamos si no tuvieran una disciplina fiscal garantizada”, en referencia a la posibilidad de renegociación. “Miren cómo será que le sobra dinero a la provincia de Buenos Aires que ahora hizo un plan no solo para pagarle a los presos, sino a los ocupas”, lanzó y criticó “al genial gobernador (Axel Kicillof) que se le ocurrió dar un subsidio preventivo a la delincuencia”.

En la recta final del debate, el presidente de la bancada de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, defendió que la Reparación Histórica fue “una buena decisión política”, al igual que destinar lo recaudado del blanqueo para financiar ese programa.

El formoseño subrayó que “desde el 2002 al 2016 se actualizó la (jubilación) mínima, pero… a ver, los que aportaron por 30 años al sistema quedaron en el camino”. Y entonces destacó que gracias a la Reparación “hay 540 mil jubilados que lograron salir del haber mínimo”. “No fue suficiente. Falta mucho más y faltaba mucha más, pero no había revancha” para esos jubilados, manifestó.

Por último, el titular del bloque Frente de Todos, José Mayans, mencionó que cuando Cristina Fernández de Kirchner dejó el poder “el Fondo de Garantía de Sustentabilidad tenía un valor de 65 mil millones de dólares”. “Llega (Mauricio) Macri, y la primera decisión que toma es la devaluación, ese fue (Alfonso) Prat Gay”, afirmó y señalo que “devaluó el 40%, haciéndonos 40% más pobres a los argentinos y eso incluye al Fondo. Porque de 65 mil millones de dólares, rápidamente se fue a 51 mil millones”.

Finalmente, al concluir la gestión de Cambiemos “lo entregan con 35 mil millones de dólares; por el camino se le cayeron 30 mil millones de dólares. ¡Imagínense si esto hubiera pasado en una administración peronista!”, exclamó. Y criticó los discursos de Romero y Naidenoff porque “no aceptan lo que hicieron, no aceptan el fracaso que dejaron”.

“Hay que ser mago para arreglar lo que hicieron estos tipos en cuatro años de gobierno”, sumó el formoseño y aseguró que a partir de ahora los activos “los vamos a usar para los planes estratégicos que tiene el país, no para la especulación”. (Parlamentario.com)

Descargar Semanario Seis Páginas
-