SEGUINOS

POSADAS

El Servicio Penitenciario inaugura su espacio de simulación para el entrenamiento de sus efectivos

El alcaide auxiliar Cristian García es el jefe del Grupo de Intervención Especial Penitenciaria (GIEP). Este viernes, en la Cárcel de Loreto (Unidad Penal I) se inaugurará el espacio donde los uniformados que integran este cuerpo se van a capacitar, al igual que otros penitenciarios de distintos puntos de la provincia.

“Se trata de un simulador que es una innovación a nivel provincial, porque no contábamos con un lugar para entrenamiento. Ese sector nos ayudará a la instrucción, a la capacitación y al perfeccionamiento”, explicó en una entrevista con Crimen y Justicia, el programa de temas policiales y judiciales que se emite por Canal 6 Digital.

El espacio llevará el nombre de “Alcaide general retirado Balbino Brañas”. La inauguración será a las 10.

“La semana pasada participamos de un curso, que era para todas las unidades penales, pero que se hizo en la UPI. Apuntó a instruirnos en cómo actuar en una situación de crisis con toma de rehenes, en contexto encierro o carcelario. Se dieron lineamientos a los fines de que cada penal pueda conformar su comité de crisis. Y se detalló cómo se debe conformar el comité y la función de cada uno de sus integrantes”, contó el oficial para explicar la importancia del centro de capacitación.

“Como innovación tuvimos la participación de muchos profesionales, porque la intención era sumar a otros escalafones, como médicos, abogados, etc, para que se complementen con nosotros”, añadió. Dijo que una parte fue teórica y la otra práctica. Esta última se hizo en el simulador.

García explicó que “un grupo de intervención lleva mucho tiempo, voluntad y dedicación. Por eso, a la hora de la selección del personal se busca personas que tengan ganas de estar en este tipo de equipos. Requiere mucho tiempo, voluntad y predisposición. A los aspirantes se les hace un perfil psicológico, para conocer sus condiciones mentales. Recordemos que este tipo de grupos actúa en situaciones de alta complejidad”.

Detalló que “tras la selección se pasa a un proceso de especialidad, donde cada operador va adquiriendo cualidades para la tarea que se desempeña. Es un trabajo arduo que lleva varias capacitaciones. Hay un curso básico que los interesados tienen que tener aprobado. Después vienen las especialidades”.

Adelantó que “todo noviembre se desarrollará el curso de negociación, en diciembre habrá otro sobre Sanidad Táctica y ya se está armando el plan de trabajo anual de 2021, que incluye el curso básico y las especialidades, como traslado de alto riesgo, uso de armas cortas y largas, etc.”.

Descargar Semanario Seis Páginas
-