SEGUINOS

Justicia

El Soberbio: policías acusados de homicidio insisten en el cambio de carátula el caso, buscan que pase a “legítima defensa”

El juez de Instrucción Tres de San Vicente, Gerardo Casco, rechazó cambiar la carátula de la causa por la muerte de Reinaldo Andrade (37), muerto de un balazo en la cabeza durante una confusa persecución policial en El Soberbio en noviembre del año pasado. Hay dos uniformados arrestados por ese caso. Ahora, la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores dirimirá la cuestión, porque la defensa de uno de los acusados apeló la decisión del magistrado.

Federico Tilli y Hugo Zapana asisten el oficial Matías L. (22), quien está detenido junto con el cabo Fabio B. (30). Los dos trabajaban en el Comando Radioeléctrico de El Soberbio.

El homicidio se registró en un camino rural del paraje San Ignacio, el pasado 13 de noviembre. Ese día alrededor de las 18, Andrade recibió el disparo mortal -a la altura de la nuca- en medio de una supuesta persecución policial.

Los policías que participaron del operativo dijeron en su momento que la víctima fatal y otros dos hombres, a bordo de un Gol Trend, habían embestido el auto particular donde viajaban, cuando supuestamente perseguían a un Volkswagen Voyage que creían llevaba contrabando.

Los uniformados declararon que la víctima estaba armada con un revólver calibre 38 y que como temieron por sus vidas el oficial disparó. Pero los acompañantes de Andrade negaron que este haya estado armado. Dijeron que ellos viajaban hacia una chacra de la zona, escuchando música y bebiendo cerveza. Y que fueron abordados por el coche de los policías cuando habían parado al costado del camino porque uno de ellos quería orinar.

Los sospechosos están acusados del delito de “homicidio calificado por haber sido cometido por integrantes de una fuerza de seguridad y por el uso de arma de fuego”. El juez Casco considera a Matías el autor material del crimen y a su colega como partícipe necesario.

Los defensores del oficial pidieron que la carátula sea “Legítima defensa” o en subsidio “Exceso en la legítima defensa”. La solicitud fue rechazada.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-