SEGUINOS

Justicia

Elevan al STJ un recurso para que falle en el caso del preso acusado de violación al que le revocaron la prisión domiciliaria

El caso de Carlos Rodrigo O. (40) es uno de los más controvertidos de los que se tramita en la provincia. El hombre, oriundo de Salta y que hasta su detención residió en Puerto Iguazú, está acusado de haber abusado de su propio hijo. Al principio de la pandemia, el juez del caso le concedió el arresto domiciliario por el asma crónico que sufre. Sin embargo, la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores revocó el beneficio.

Los camaristas Ricardo Venialgo y Marisa Ruth Di Laccio consideraron que Carlos Rodrigo O. no reúne los requisitos de la Ley 23098 de Habeas Corpus porque no está acreditado que se trate de una persona de riesgo de contagio de coronavirus y puede seguir cumpliendo la detención en la unidad penitenciaria bajo el protocolo de bioseguridad. Por eso, se encuentra recluido nuevamente en la Unidad Penal Tres de Eldorado.

Ahora, la defensa del acusado, a cargo de Jenifer Soledad Soares Heck, del estudio jurídico Jabornicky y Asociados, presentó una apelación inédita contra la resolución. Trabó un recurso de casación que deberá resolver el Superior Tribunal de Justicia.

“El 20 de abril de 2020, el Sr.Juez de la Causa y Juez de Hábeas Corpus dicta sentencia y hace lugar al recurso emitiendo Auto de Hábeas Corpus y notificando a todas las partes del juicio, a quienes les había dado intervención al notificar la interposición: el Fiscal y la querella. Las partes contrarias tuvieron pleno conocimiento y se les dio intervención en la medida de sus intereses, que al parecer fueron pocos durante el trámite y véase que notificada la querella no apeló y quizás eso provocó que el Fiscal haya apelado extemporáneamente al plazo del Art XXX de la Ley 23098 razón por la cual esta parte interpuso revocatoria apuntando la extemporaneidad de dicha apelación”, sostiene un fragmento de la apelación de 39 páginas.

Recordó la letrada que “el galeno de la Unidad Penitenciaria III, Dr. Marcelino Agüero, expone que el Sr. Carlos Rodrigo O. es un paciente que presenta crisis asmáticas, patología crónica (asma), y que sin lugar a dudas sería mejor tratado con especialistas como neumonólogos o alergistas y que la Unidad Penitenciaria no cuenta con dichos profesionales, informando asimismo que en referencia a la pandemia COVID 19 la patología asma bronquial crónica se encuentra dentro del grupo de riesgo”.

Dardos a las otras partes

“El Fiscal Horacio Paniagua apela de la resolución del Juez de Instrucción Nº 3 en ese momento erigido en Juez de Hábeas Corpus Correctivo en la causa principal, extemporaneamente, pues, el Art. 19 de la Ley 23098 que se trata de una ley de fondo y forma, prescribe que el plazo para apelar la decisión es de veinticuatro (24) horas de notificado de la decisión del trámite de Hábeas Corpus. El Fiscal fue notificado, conforme consta en el incidente, el día 20 de abril de 2020, en tanto interpuso su apelación el día 27 de abril de 2020 largamente vencido el plazo para apelar; conste que el querellante particular notificado también, no se alzó contra lo resuelto”, aseguró Soares Heck.

“De allí que se interpuso revocatoria fundada contra la concesión de la apelación de parte del Juez a quo del Hábeas Corpus que no se tuvo respuesta alguna, ya que se elevó el expediente a V.E. Cámara de Apelaciones. Siendo así las cosas nos encontramos con el fallo de la Cámara que no ha efectuado el control de legalidad formal y sustancial consistente en el primero de los elementos a tener en cuenta: el tiempo; el proceso penal ordinario y en el caso cuando una ley especial que reglamenta un derecho constitucional – Art. 43 CN y 25 CADH por consiguiente – a saber la Ley 23098, es a la vez ley de forma, cuando establece los plazos en que deben cumplirs…

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-