SEGUINOS

Elisa Carrió volvió a cuestionar el nuevo protocolo de seguridad y pidió bajar la edad de imputabilidad a 14 años

La diputada anticipó que no será candidata a senadora y que hoy se reunirá con Marcos Peña “para arreglar todo”

2018 fue un año difícil para la relación entre Elisa Carrió y el Gobierno. La diputada no se guardó críticas por los aumentos de tarifas y hasta objetó a funcionarios nacionales. El último chispazo se dio en diciembre, a propósito del protocolo de seguridad que impulsó Patricia Bullrich. Ahora, recién comenzado el año, trató de mostrarse más conciliadora. “Uno tensiona antes para resolver algunas cuestiones centrales, ahora tenemos que estar todos juntos de cara a las elecciones”, comentó en la que fue su primera aparición pública de 2019.

Sin embargo, Carrió lanzó varios cuestionamientos. En primer lugar, volvió a exponer su desacuerdo con el nuevo reglamento del uso de armas de fuego en las fuerzas de seguridad. “Lo que van a lograr es que nos matemos todos entre todos”, opinó. Y enseguida se refirió al proyecto que envió el Ejecutivo al Congreso para bajar la edad de imputabilidad a 15 años. Para la socia fundadora de Cambiemos, habría que fijarla en 14.

“A Patricia Bullrich la quiero y la sostuve, es una persona honesta pero hizo un acuerdo con Sergio Berni. Le estás dando poder a una fuerza que no limpiaste. ¿No era que la Prefectura estaba tomada, que la Gendarmería estaba la mitad tomada, que la PSA estaba manejada por La Cámpora?”, planteó en una entrevista que concedió a TN.

E insistió contra la ministra de Seguridad: “Me pusieron a la Policía a 70 metros para escucharme. Le dije al jefe de la Federal: ‘Dígale a Patricia que no me escuche’. Tenemos todos tomados las computadoras. Al diputado Juan López le toman la computadora y no es la oposición. Dejen de hacer eso”.

“Yo no quiero Bolsonaros, ahí no me van a encontrar. Cuando uno tiene la fama, no es fácil manejarla. Creo que en la Argentina hay lugar para un Bolsonaro porque es una ola mundial. No es un invento. Es la elección de Italia, Austria y Hungría”, continuó.

Por otro lado, dijo estar “totalmente de acuerdo” con la expulsión de los extranjeros que delinquen. Al mismo tiempo, aclaró: “El 90% de los peruanos, paraguayos y bolivianos que están acá son gente decente, trabajadora que reconozco y amo no voy a permitir la discriminación, porque todos vivimos juntos”.

Tras anticipar que este jueves se reunirá con el jefe de Gabinete Marcos Peña -“ya tenemos todo acordado”-, Carrió reveló también que conversó con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. “Le expliqué las razones por las cuales no quería ser senadora de la Nación, que ya no tenía salud para eso y que me quería centrar en la lucha humanista contra el fascismo…”, contó.

“Voy a pedir la jubilación pero no me voy a jubilar hasta fin del año que viene, cuando gane Cambiemos. Me encanta volver a la profesión, me gusta ser libre. Yo me defino como rutera, quiero estar con al sociedad, con la gente, quiero luchar contra el hambre y no entrar más al Parlamento”, ahondó.

También contó que está en sus planes crear una ONG “para la lucha contra la corrupción y la recuperación del dinero robado”.

“Vamos a trabajar por el tema humanista, vamos por la reelección del presidente Macri, que después se decidirá dentro del PRO quién lo acompaña. Voy a trabajar por la reelección y voy a seguir trabajando. No vamos a ser cómplices”, agregó.

“Con Mauricio estamos bien, no necesitamos hablar. No tengo previsto reunirme con él. Con Marcos (Peña) hablo siempre y hablo todos los días con todos los ministros. Eso no cambia”, explicó.

Luego volvió a hacer público su respaldo al ex vicejefe de Gabinete Mario Quintana (“quería que volviera”) y al ex secretario de Energía Javier Iguacel (“él pagó las consecuencias de otras políticas”).

En otro tramo del reportaje, Carrió cuestionó el aumento de los peajes: “Lo voy a discutir, es un escándalo lo que están cobrando. Es un escándalo el nivel, yo sé perfectamente que no tiene fundamentos”.

Además, evitó responder sobre si Martín Lousteau debería o no estar adentro de Cambiemos y se refirió a la eventual candidatura de Cristina Kirchner: “Me da lo mismo. Es una fascista de izquierda. Se mantiene en las encuestas porque es la única persona conocida y nadie la detiene y la somete a juicio para que el pueblo vea lo que robó”.

Mensajes a Sica y Dujovne

-“Le digo a Sica que se ponga los pantalones largos. No necesita que sean tan largos tampoco porque es bajito. Él tiene que cumplir. Le pedimos que baje el arancel del acero. Y que baje el del aluminio. Porque eso le daba margen de exportación a las pymes. Es súper capaz, pero tiene que jugar por las pymes, no por las grandes corporaciones”.

-“Dujovne es un gran ministro de Economía. Que no busque ampliar su territorio, es una linda forma de decirlo públicamente. Creo que todos nos tenemos que limitar. El presidente de la república es Macri, nadie tiene que acaparar poder”.

Infobae.com

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas