SEGUINOS

EDITORIAL

En el tramo final de mandatos y en vísperas del comienzo de otros

Más allá de todos los vaticinios de caos, la transición gubernativa en la Argentina se desarrolla con tranquilidad. Nada se “dispara”, solo sigue su camino descendente la economía, mientras los precios crecen. Unos y otros espinan el camino que deberá transitar la gestión de Alberto Fernández apenas asuma. Pero no es menos cierto que aunque no hayan conquistado todas las tapas de los diarios, hubo noticias que ayudan a la distensión.

El FMI se mostró abierto a un diálogo con el presidente electo Alberto Fernández

Por un lado, el Fondo Monetario Internacional dijo que está dispuesto a dialogar cuando la nueva administración lo juzgue conveniente. Y de su lado el titular del Banco Interamericano de Desarrollo convino en adecuar los desembolsos de acuerdo con las prioridades que determine el gobierno de Fernández. Es decir los créditos no estarán destinados solamente a áreas tradicionales como infraestructura, protección social, salud, educación y desarrollo urbano, sino también a otras en las que el BID está a la vanguardia: productos de conocimiento, agenda digital, innovación y competitividad que forman parte del plan del nuevo gobierno.

 

La distención fue igualmente abonada por quien presidirá la Cámara de Diputados, Sergio Massa y quien deja el puesto, Emilio Monzó. Massa conversó previamente con Mario Negri, titular del interbloque de Cambiemos, y con Cristian Ritondo, quien presidirá la bancada del PRO. Queda por delante un diciembre de abultada agenda, desde la consideración del Presupuesto 2020 y el reperfilamiento de la deuda externa. Y seguirá sesionando en enero, en ese caso en extraordinarias.

Massa anticipaba que la intención es “construir fuertes mayorías para la agenda social”, una agenda que apremia. Justamente en Misiones el ministro de Desarrollo Social Lisandro Benmaor hacía notar que la Provincia fue una de las primeras en adoptar por ley la emergencia alimentaria y primera en aplicarla. De hecho Misiones llega al final de un año harto difícil con sus cuentas ordenadas y hasta con una mayor cantidad de contribuyentes, según señaló el director general de Rentas Miguel Arturo Thomas.

Acá también hay una transición, pero dentro del mismo espacio político, el Frente Renovador de la Concordia Social. Inclusive entre dos dirigentes que han trabajado en forma mancomunada en estos últimos cuatro años: el gobernador Hugo Passalacqua, quien el 10 de diciembre dejará el cargo para asumir como diputado provincial, y el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad quien pasará a sucederlo.

Y cuando resta poco menos de un mes, Passalacqua reunió a su gabinete para agradecer el acompañamiento dado a la gestión y reiterar lineamientos básicos de su conducción como mandatario: “permanecer cerca de la gente. Atender permanentemente la cuestión social, en especial a los sectores más vulnerables de la sociedad…y sobre todo, austeridad”.

Passalacqua será recordado seguramente como el gobernador que debió gestionar en una de las graves crisis económica y social, asumiendo roles que eran obligación de la Nación. Preocupándose por estar siempre cerca de la gente, administrando con austeridad. Y no sólo para atender a los más vulnerables, sino también a trabajadores, productores, empresarios, comerciantes, en un gobierno de puertas abiertas. Será recordado.

 

 

 

 

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-