SEGUINOS

POLITICA

Escrutinio definitivo en 23 provincias: Fernández amplía diferencias con Macri

La Cámara Nacional Electoral ya compiló los resultados en 23 distritos y, en ese global parcial, la diferencia a favor de Alberto Fernández se amplió. Sólo resta la provincia de Buenos Aires.

Si la pelea para octubre ya venía cuesta arriba para el presidente Mauricio Macri, por el conteo provisorio de las PASO del 11 de agosto, a medida que van apareciendo los datos del escrutinio definitivo, provincia por provincia, el desafío se empina aún más.

– Entre las 23 provincias escrutadas representan el 63% del peso electoral de todo el país. El 37% restante lo tiene Buenos Aires.

– En el conteo provisorio en esos 23 distritos, (con más del 98% de las mesas escrutadas), el candidato presidencial del Frente de Todos había juntado 6.960.754 votos afirmativos, un 47,25%. Su rival de Juntos por el Cambio tenía 5.075.102 sufragios: 34,45%.

– En el conteo definitivo en esas mismas provincias (con el 100% escrutado), Alberto F. subió a 7.232.518 votos y su porcentaje pasó a 47,55%. Es decir, sumó 271.764 sufragios y 0,30 puntos porcentuales. Macri, en tanto, totalizó 5.214.366 y quedó en 34,28%: aunque tuvo 139.264 sufragios más, su porcentaje bajó 0,17 puntos porcentuales.

– En conclusión, la diferencia en esas 23 provincias hasta el conteo provisorio era de 1.885.652 votos y 12,80 puntos, y con el definitivo pasó a 2.018.152 sufragios y 13,27 puntos. La brecha se amplió en 132.500 votos y 0,47 puntos porcentuales.

– Como quedaban mesas por escrutar, los dos candidatos sumaron votos en las 23 provincias escrutadas definitivamente. Pero en puntos porcentuales, Alberto F. mejoró en todas menos en CABA y Río Negro; mientras que Macri perdió centésimas en 14 y creció en 9.

– Una de las claves del aumento de la diferencia fue el conteo definitivo en Chaco. En el provisorio, sólo se había escrutado el 83,81% de las mesas. Queda mucho por contabilizar y Alberto F. sumó allí mucho más que Macri: 78.909 contra 27.967.

Según el conteo provisorio, con el 98,67% de las mesas escrutadas, Alberto F. llegó a 49,19% de los votos positivos, contra 33,12% de Macri. Esos números ya ubicaban al candidato K en el top five de los presidenciales más votados desde la vuelta de la democracia, sólo superado por Cristina Kirchner (2011), Raúl Alfonsín (1983) y Carlos Menem (1995). Ahora podría crecer unas décimas más.

Pero más allá de la estadística histórica, el dato que desvela a los dos polos de la grieta tiene fecha futura: 27 de octubre. Entonces, para forzar un balotaje, deberían darse dos fenómenos en paralelo: que Alberto Fernández baje y que Macri suba. Mucho. (clarin.com)

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-