SEGUINOS

NACIONALES

Especialistas dicen que mientras llega la vacuna es importante hacer testeos masivos

Los nuevos tests rápidos de antígenos, ya aprobados por la Anmat y utilizados en la Ciudad de Buenos Aires y algunas provincias, podrían resultar claves durante las vacaciones de verano y en la vuelta a clases para detectar y aislar rápidamente casos de Covid-19.

Para los especialistas, el uso de test rápidos de antígenos debería revolucionar la estrategia actual para enfrentar al coronavirus en Europa y Estados Unidos, que atraviesan una segunda ola de contagios como la que llegaría a Sudamérica a principios del año próximo.

En Argentina, el comienzo de la campaña de vacunación contra el Covid-19 coincidirá con el verano y el período de vacaciones, cuando la mayor movilidad de personas aumenta el riesgo de que se dispare esa segunda ola de contagios.

Médicos y científicos insisten en la importancia de realizar testeos masivos, y en ese sentido señalan que las pruebas de antígenos tienen como ventajas que son económicas y rápidas, ya que permiten conocer los resultados en solo 15 minutos.

“Es una prueba similar a la PCR , para la que se toman muestras respiratorias a partir de un hisopado”, explicó el infectólogo Eduardo López (MN 37586), uno de los expertos que asesora al Gobierno nacional durante la pandemia.

Según explicó, “mientras la PCR busca la presencia de material genético del virus, el test de antígenos se basa en la detección de una proteína que se encuentra en la superficie del virus, por lo que se puede hallar mucho más rápido”.

También se diferencian de los test rápidos serológicos, que analizando una gota de sangre detectan anticuerpos producidos tras el contacto con el virus. En este caso, si el resultado es positivo, se recomienda complementar con una prueba de PCR para saber si la infección está en curso o hubo una infección en el pasado aunque el paciente no haya tenido síntomas.

Las pruebas de antígenos, si bien no reemplazan a los tests de PCR, son considerados una buena alternativa para hacer testeos masivos, rápidos o en lugares alejados como aeropuertos, terminales de ómnibus, centros comerciales y establecimientos educativos.

Estos test fueron lanzados globalmente en septiembre y en el país ya cuentan con la autorización de la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), aunque están disponibles para su uso sólo en centros médicos y no para su venta en farmacias, ya que los hisopados deben ser realizados por personal de salud.

Estudios clínicos indican que las pruebas con tests rápidos de antígenos tienen una sensibilidad superior al 90 % y una especificidad del 99,4 % en personas que se sospechaba estuvieron expuestas al COVID-19 o que presentaron síntomas en los últimos siete días.

De acuerdo con un informe difundido por la Escuela de Salud Pública de Harvard y la Universidad de Colorado, “testear masiva y frecuentemente a la población con pruebas rápidas de antígenos podría llevar a la eliminación del virus en cuestión de semanas, dado que permitiría realizar recomendaciones rápidas y personalizadas de aislamiento”.

“En cuestiones de salud pública, es preferible contar con resultados menos sensibles hoy que pruebas más sensibles mañana”, afirmó Daniel Larremore, profesor asistente de Ciencias de la Computación en la Universidad de Colorado, co-.autor del trabajo.

La principal fortaleza de estas pruebas es la velocidad: “En un escenario de transmisión comunitaria lo que queremos saber es si un paciente es contagioso y el test de antígeno es la herramienta más poderosa que tenemos para saberlo”, afirmó Stephen Kissler, investigador de enfermedades infecciosas en Harvard.

“Hay un 20% de positivos por PCR que dan negativo por antígeno: son los ‘falsos negativos’. Pero suelen ser pacientes con baja carga viral y que difícilmente sean contagiosos”, explicó Kissler.

En esa misma línea, la Comisión Europea emitió una recomendación de hacer testeos masivos y frecuentes: “Los test de antígenos ofrecen una ventaja significativa con respecto a las pruebas de la RT-PCR, dado que requieren equipos más sencillos y menos personal técnico altamente calificado. También en cuanto al precio y la prontitud de los resultados, ya que aportan resultados rápidos y contribuyen a aliviar la presión en los sistemas sanitarios”.

En vísperas del comienzo de las campañas de vacunación masivas, el organismo europeo basa su estrategia de manejo de la pandemia para esta etapa en seis pilares: distanciamiento físico y limitación de los contactos; pruebas rápidas y rastreo de contactos; viajes seguros durante las fiestas y las vacaciones; mantenimiento de la infraestructura sanitaria y la capacitación del personal; apoyo psicosocial ante la fatiga pandémica y los problemas de salud mental; y apoyo a los planes nacionales de vacunación.

Fuente: Diario 26.

Descargar Semanario Seis Páginas
-