SEGUINOS

COMERCIO

Establecen un canal para informar a qué precio compran los comerciantes la mercadería

Así lo confirmó el titular de Defensa al Consumidor, Alejandro Garzón Maceda, quien explicó que se recorre toda la cadena de comercialización para determinar en qué sector se produce el apartamiento de precios y, así, sancionar al responsable.

“Desde marzo la Dirección de Comercio estuvo verificando el tema de los precios y hay unos 280 expedientes generados”, comentó. “Lo que se hizo rápidamente era verificar la relación entre el precio de góndola y caja con el precio de referencia, a los efectos de determinar si había apartamiento o no”, dijo.

En el caso de encontrar diferencia de precios entre un sector y otro, se solicita la facturación de compra del producto para que el comerciante acredite a qué precio lo compró y qué precio lo vende. “La idea era determinar si había un precio abusivo o no”, señaló Garzón Maceda.

“Eso llevaba consecuentemente a que fueramos a mayoristas, distribuidores y proveedores a preguntar si mantenían el precio o por qué los aumentaron. Desde hace dos semanas se advierten aumentos puntuales no generalizados. Por ejemplo, sube el precio de un tipo de aceite o un tipo de arroz que tiene mucha demanda porque el otro era muy caro, bajaban a buscar el más barato y hay sobredemanda sobre esa marca, entonces los proveedores aumentan el precio”, informó.

De esta manera, se determinó que los aumentos no se están dando en la última góndola de la cadena. “No es resultado de las ganancias del supermercadista, sino que es un posicionamiento en cuanto al valor de resposición o de compra”, apuntó el presidente de Defensa al Consumidor. “A los mayoristas e intermediarios les hemos hecho actas de constatación y en algunos casos se los ha imputado”, aclaró.

Por tal motivo, se estableció una vía de información de los comercios hacia la Dirección de Comercio en relación a los aumentos de precio de lista o información de posibles aumentos para reposición de productos. “Hemos abierto un canal distinto al que tienen los consumidores y lo que le garantizamos al comercio es que esto no genera un expediente donde su nombre y factura quedan expuestos al proveedor. Lo que estamos generando es una base de información para poder ir a los proveedores y averiguar por qué aumentan los precios”, contó Maceda.

Sin embargo, algunos mayoristas buscan las formas de evadir el acta. “Una distribuidora de lácteos nos mostraba los precios de lista de noviembre y de ahora, y eran los mismos. Había quitado las bonificaciones entonces, para el supermercado tenía un aumento, porque era $100 menos un 50% de bonificaciones valía $50, cuando sacaste las bonificaciones, el producto valió $100. Entonces ¿cómo se defienden esas empresas?”.

“Si son comercios y proveedores locales, podemos citarlos y tenemos autoridad para hacerlo. Si son proveedores de extra zona primero se informa a Nación para que actúe pero también informamos a la Oficina de Comercio y a Provincia para que tomen cartas en el asunto”, indicó el titular de Defensa al Consumidor.

En ese marco, remarcó que “primero tenes que saber qué pasa para saber qué podes hacer. Si me lleno la boca diciendo que al comercio que no retrotrae lo clausuro y multo, ¿quién protege a ese comerciante del que le vende caro? Así como la ley lo obliga a no tener precios abusivos también lo obliga a no vender a bajo costo”.

“Es muy fácil pescar en una pecera. El desafío de esto es ir por toda la cadena de comercialización a ver dónde se producen los apartamientos y encuadrar a todos los sectores aplicando la misma norma. La ley de abastecimiento abarca a toda la cadena entonces no vamos a ir solo por el supermercado”, advirtió Garzón Maceda. “Si vos me mostras todos los papeles y no se pueden presumir precios abusivos, el responsable es el que te vende el producto”, agregó.

En la misma línea, puntualizó: “Si te cobran más caro, compra y vende, nosotros vamos a ver cómo le acomodamos los tantos al que te vendió caro. Ahora, si vos obligas a que el supermercadista se contraiga en su compra, eso obliga al mayorista a no querer cobrar lo que quiera entonces se pone un límite”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-