Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Misiones en Baires

Este fin de semana, Colecta cuaresmal solidaria “del 1% de nuestros ingresos”

POSADAS Solidaridad

La colecta que fue instituida por el Obispo Juan Martínez se realizará en todas las parroquias y capillas de la Diócesis de Posadas, durante las misas del fin de semana del sábado 13 y domingo 14. Si alguna persona no puede participar en la celebración eucarística en estas fechas, puede hacer su ofrenda en las semanas siguientes.

Colecta solidaria: una oportunidad para dar la mano a quienes más lo necesitan

El fruto de esta colecta lo administra el equipo de Cáritas Diocesana, para ir construyendo las viviendas a partir de los proyectos que presentan las parroquias para solucionar el problema habitacional de familias “que viven de manera indigna e inhumana”.

El año pasado esta colecta no se realizó dada la suspensión de las celebraciones religiosas en el comienzo de la cuarentena. A pesar de esta situación, con fondos de reserva y con el aporte de muchas personas que, a lo largo del año, fueron donando dinero para este fin, el equipo de vivienda de Cáritas Diocesana pudo continuar su tarea.

De este modo, en el año 2020 se construyeron 22 viviendas en barrios de Posadas y del interior de la diócesis. Se refaccionaron también dos comedores, uno en Posadas (barrio El Porvenir II) y otro en Candelaria (comedor Don Bosco). El momento fuerte de la colecta será en las misas del fin de semana del 13 y 14 de marzo.

El lema que elegieron lo tomaron de las palabras de Jesús en el evangelio de san Mateo (25,35): “Estuve sin techo y ustedes me ayudaron”.

“Con este lema buscamos generar conciencia sobre la realidad que viven muchos hermanos nuestros que están sin techo y viviendo en condiciones muy difíciles e inhumanas y los invitamos a colaborar para cambiar la vida de estas personas con su aporte en esta colecta. También los alentamos a hacer propias las palabras del Papa Francisco en su reciente encíclica Fratelli Tutti nos invita a comprender que “Es posible anhelar un planeta que asegure tierra, techo y trabajo para todos” (n.127)”, expresaron desde Cáritas Diocesana.

Alentaron a todos los equipos de Cáritas parroquiales, a sus comunidades y a sus pastores a preparar esta colecta, catequizando “sobre la excelencia espiritual de la comunión de bienes, como gesto de profunda caridad. La comunión de bienes brota de la enseñanza de Jesús para ayudar a cada hermano y hermana pobre, débil y sufriente (cfr Mt 25, 31-46). Desde la fe, queremos descubrir la misma presencia de Jesús en los sufrientes para servirlo en ellos a través de la caridad. Las primitivas comunidades cristianas entendieron muy bien la enseñanza de Jesús sobre la necesidad de compartir los bienes con los pobres. Basta citar una frase de un texto de finales del siglo I, llamado “La Didajé” (La Doctrina): “No rechazarás al necesitado, sino que compartirás con tu hermano…porque si compartimos los bienes espirituales, cuánto más los materiales” (n.8).

Cuaresma, tiempo de reflexión y caridad

“Esta cuaresma te invitamos a transformar la vida de muchas familias que diariamente sufren en carne propia la pobreza y la marginalidad y que a través de tu aporte, podrán tener una mejor calidad de vida. Queremos que este tiempo de preparación para la Pascua, nos encuentre comprometidos con nuestros hermanos más necesitados; además de prepararnos en oración, para que podamos vivir concretamente el significado de la Pascua y resucitar como mejores cristianos.

Hagamos el bien aunque el resto no lo note. Difundamos amor, caridad, generosidad, equidad y justicia en nuestra sociedad. Entendiendo que la fe debe ejercitarse desde acciones concretas. Cada acción caritativa que hagamos agrada a Dios, nos reconforta el espíritu y beneficia al más necesitado.

Sabemos con total claridad que nuestro aporte es muy pequeño, teniendo en cuenta el enorme déficit habitacional que afecta a tantas familias de nuestra diócesis. Obviamente, corresponde al Estado encarar este problema, con los recursos que destina a los proyectos habitacionales, que deben privilegiar y priorizar a las familias más humildes y abandonadas, muchas de ellas viviendo en asentamientos, con todo tipo de carencias. Pero sobretodo, nos importa que esta colecta sea una nueva posibilidad para reflexionar sobre la centralidad que tiene la caridad en la vida cristiana. Más que el dinero, nos importa la transformación de nuestros corazones para poder atender a los más pobres, débiles y sufrientes, con el amor de predilección que Jesús tuvo para ellos.

Ponemos bajo el cuidado de María de Loreto, Madre del Pueblo de las Misiones, a todos nuestros hermanos que sufren la pobreza y la exclusión, pidiéndole que nos dé un corazón generoso para compartir con ellos la vida y los bienes que necesitan para vivir con mayor dignidad”.

Equipo de Cáritas Diocesana