SEGUINOS

REGIONALES

Estela de satélites en el cielo nocturno llamó la atención

Un grupo de satélites que fue lanzado el miércoles se hicieron visibles. De esta manera, muchos fotografiaron el evento, que se apreció como una estela de luces, que igualmente generaron especulaciones sobre su origen.

A través de las redes sociales, muchos compartieron fotografías de la línea luminosa que se dejó ver en el cielo, y que tiene una explicación lógica.

Según comentó Nicolás Masloff, astronomo aficionado, las luces visibles corresponden al reflejo generado por la cadena de satélites Starlink, que fueron lanzados ayer por la empresa estadounidense SpaceX, de la cual es propietario el conocido Elon Mosk, también dueño de otras empresas tecnológicas como Tesla, dedicada a la fabricación de autos eléctricos.

“Los Starlink son mini satélites, que se lanzan en tandas de 60 unidades, utilizando un cohete Falcon 9”, comentó Masloff, que agregó que si bien estos fueron lanzados ayer, “aún se encuentran todos en proceso de posicionamiento a baja altura, entonces son visibles cuando sus paneles, como si fueran un espejo, reflejan la luz solar, luz que aún les alcanza a la altura a la cual están, aunque en la superficie terrestre ya sea de noche”.

Satélites Starlink en órbita alrededor de la Tierra

El último lanzamiento de este proyecto se produjo a principios de enero cuando SpaceX se convirtió en la compañía con más satélites operativos en funcionamiento. La mayoría de las misiones que SpaceX tiene programadas para 2020 forman parte del programa Starlink, para el que necesita al menos 400 satélites en órbita para ofrecer una mínima cobertura.

El propósito de SpaceX es colocar unos 1.584 satélites en la órbita terrestre, a unos 549 kilómetros por encima de la tierra, una distancia mucho menor que la habitual para estos dispositivos comerciales. El principal objetivo del proyecto Starlink es proporcionar internet de alta velocidad y constante a usuarios de alrededor del mundo a través de esta constelación de satélites que operarán en una órbita baja, lo que permitirá una mejor conexión y servicio.

La semana pasada SpaceX, una compañía propiedad de Elon Musk, quien es también el dueño de la fabricante de automóviles Tesla, realizó con éxito una prueba en la cápsula Crew Dragon para comprobar el sistema de abandono de la nave en caso de accidente o peligro para los ocupantes durante el despegue.

Esta prueba en pleno vuelo es una de la necesarias que tenía que cumplir la compañía fundada por Musk para poner en marcha los primeros vuelos comerciales al espacio con humanos, que está previsto que comiencen en un futuro próximo con los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley. (Fuente: ABC Color)

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-