SEGUINOS

ECONOMIA

Estiman que el consumo privado caerá 10% este año

Proyectan además cambios en el layout de los locales ante nuevos comportamientos de la demanda minorista como así también el creciente uso de medios de pagos digitales y otros mecanismos que reemplazan al dinero en efectivo.

Al respecto Rubén Trasandes de la consultora Claves destaca que una de las tendencias que se está acelerando, tanto en el país como a nivel mundial, es el paso de la omnicanalidad al D2C (Directo al cliente), es decir, la venta directa del fabricante al cliente final. “Dadas todas las barreras que está creando el coronavirus, problemas de distribución, gente que no sale de la casa, etc., los fabricantes de consumo masivo están optando por la venta directa al domicilio final”, explica.

Los trabajadores autónomos, los empresarios y emprendedores fueron los más afectados por la crisis. Más de la mitad sufrieron caídas en sus ingresos producto de la pandemia y cerca del 17% dejó de percibir ingresos.

Ocurre que los productores corporativos están tratando de construir canales que le permitan llegar al consumidor con menores niveles de intermediación. Esto además da lugar a alianzas como por ejemplo la de Unilever con Rappi para comercializar productos puerta a puerta, o Felfort que sufrió mucho el cierre de los kioscos y de preventa de mayoristas y ahora vende y envía directo a domicilio. Mientras que en EE.UU. se ve el futuro mediato con las experiencias de la cadena CVS y Amazon que ya tienen autorizada su flota de drones que están haciendo entrega directa a domicilio y esta es una tendencia que se viene, explica Trasandes. Además dentro de la logística UPS, China Delivery y DHL ya están operando flota de drones en Europa y en África.

Con relación a lo que viene aconteciendo en Argentina, si bien el e-commerce muestra un importante grado de desarrollo y de arraigo en gran parte de la población, aún se encuentra muy por debajo del promedio a nivel mundial del orden del 4% del PBI. Argentina mostraba un 1,7% del PBI en 2019 y según Claves puede cerrar este año un 3% reduciendo la brecha. Así se observa, pese a la recesión, que el consumo online aceleró su penetración dado que 1 de cada 3 consumidores virtuales probó este canal por primera vez y el 73% de los debutantes piensa que seguirá comprando de manera digital en el futuro. Trasandes aporta un dato elocuente: el e-commerce creció en las últimas 6 semanas el equivalente a los 2 últimos años.

En este lapso la facturación creció 84% anual, las órdenes de compra 38% y las unidades vendidas 71%. Y cita el caso de Mercado Libre que registró en este período un incremento del 52% de las órdenes de compra y 690.000 nuevos compradores más clientes recuperados. Resulta evidente que la intensidad de la migración del canal presencial al virtual dependerá de la duración y profundidad de la pandemia. Por ahora los sectores más beneficiados son Equipos de audio, imagen, consolas, tecnología y telefonía; Artículos para el hogar (muebles y decoración; Electrodomésticos (línea blanca y marrón), Infantiles; y en segundo término el pelotón integrado por Materiales y herramientas de construcción, Artículos de oficina y Deportes.

A la hora de ver ganadores y perdedores en e-commerce los datos de Claves muestran que durante los primeros meses de cuarentena (febrero-abril) se observan tres etapas de consumo: Prevención, Abastecimiento y Dispersión. Durante este período las búsquedas crecieron 100% interanual para Productos de limpieza y Cocina y Recetas, un 80% Fitness, Salud y Videojuegos, mientras que Electrónica, Carnes y mariscos, y Finanzas en torno del 50 a 60%, en menor medida Bebidas alcohólicas, Cuidado del cuerpo, Libros y Mejoras para el hogar. Entre los claramente perdedores se destacan Automotores, Deportes, Telecomunicaciones, Calzado y Viajes.

Con respecto a las cadenas de supermercados se registró un crecimiento inédito en el canal online que hizo colapsar las plataformas al igual que los sistemas de entrega y pickup. Según CACE los supermercados tuvieron un crecimiento del 300% de la facturación por venta online.

Un claro ganador de la cuarentena ha sido el delivery de comida como Pedidos Ya, Rappi y Glovo. Basta con señalar que los pedidos diarios entregados solo por Pedidos Ya treparon a 1.300 desde 1.074 cuando se implementó la cuarentena obligatoria. También se recuperaron rápido las cadenas de electrodomésticos, ante la mayor necesidad de conectividad en el hogar, sobre todo, laptops y computadoras (+22% interanual), 7% monitores y 14% accesorios. En cuanto al perfil de los consumidores, un 54% son mujeres y el 80% pertenece al segmento de 19 a 34 años. La forma de pago preferida sigue siendo la tarjeta de crédito.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-