SEGUINOS

POSADAS

Familia con tres hijos que vivía debajo de una escalera ya tiene su casa en el barrio El Porvenir

La familia integrada por Carmen Silva, su esposo, Gustavo Gómez, y sus tres hijos de 7, 9 y 11 terminan el año instalados en su casa propia.

El invierno pasado, durante la pandemia por el Covid-19, vivieron un largo tiempo debajo de una escalera de un edificio en Villa Cabello, aun cuando solicitaron ayuda varias veces a las instituciones de la provincia.

El matrimonio alquilaba una vivienda; pero el hombre se enfermó, tiene hernia de disco y lumbalgia crónica, y no pudo seguir trabajando y en consecuencia tampoco pudo sostener el alquiler de la casa en la que vivían.

Así estaban hasta que se contactaron con los y las militantes del Movimiento Evita, y junto con el diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social) comenzaron a gestionar para conseguirles un lugar más habitable.

Ante el pedido del legislador, las autoridades provinciales prometieron ocuparse de la problemática habitacional; pero mientras llegaba la solución, y teniendo en cuenta la situación de los chicos  -dos de ellos con problemas de salud- el diputado junto a los militantes decidieron trasladarlos al local del Evita con sus pertenencias.

“Estábamos en la calle y ahora tenemos un techo”

Sereno gestionó con algunas autoridades provinciales para lograr una solución, se realizó un informe socio ambiental de la familia, y finalmente la respuesta llegó desde la Subsecretaría de Acción Social que depende del Ministerio de Desarrollo Social, y el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha).

En el local ubicado en Lavalle y Urquiza, de Posadas, vivieron más de tres meses hasta que hace unas semanas, la Subsecretaría de Acción Social, a cargo de Claudio Vázquez, le entregó una casa con agua y luz en el barrio El Porvenir 2, al sur de Posadas, con baño y el título de propiedad.

Y aunque tienen que hacer malabarismos para vivir, porque sólo cuentan con la Asignación Universal de los tres hijos, celebran el logro de la casa propia.

“Estábamos en situación de calle cuando nos contactamos con las militantes del Movimiento Evita, y a través de ellas, con el diputado Martín Sereno y nos ayudaron porque no teníamos donde vivir. Era invierno, días de mucha lluvia y tenemos dos hijos enfermos”, recuerda Mabel.

Agradecimiento por el compromiso de la política

Mientras desde el PAyS hacían las gestiones con el Gobierno, les propusieron vivir provisoriamente en el local del Evita donde contaban con todo lo necesario. “Nos ayudaron a llevar nuestros muebles, y ahora, después de varios meses nos entregaron nuestra casa con el título de propiedad”, señala la mujer.

Expresó su agradecimiento por este sueño cumplido. “Gracias al compromiso de Martín, y al trabajo de  todos los militantes, Maxi Rodríguez, Paula Ávalos, Regina Egert, Javier Domínguez, Gloria González, Enzo Tello, Emilce Pérez y Sergio Cabaña, entre otros porque es un montón de gente solidaria y generosa”, remarcó Mabel, que aunque junto a su esposo tendrá que seguir peleando para conseguir la alimentación diaria, a través de la política, está resuelto el problema de techo propio para sus hijos.

Descargar Semanario Seis Páginas
-