Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Familias del sector 508 Viviendas de Itaembé Guazú piden la finalización de las obras en la Escuela 960

Educación Provinciales

Las familias que habitan en el barrio Itambé Guazú, de Posadas, reclaman que el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) y el Ministerio de Educación, culminen con las obras de la Escuela 960, ubicada en el sector 508 Viviendas que se encuentra a medio construir.

Hicieron llegar esta preocupación al bloque parlamentario Tierra, Techo y Trabajo, junto con una nota en la que recolectaron cientos de firmas, y el diputado Martín Sereno, a través de un proyecto de comunicación solicitó al Poder Ejecutivo que gestione los medios necesarios -ante los organismos provinciales que correspondan- para que reactiven las obras del establecimiento, cuya construcción comenzó hace seis años y no avanza.

Los alumnos y alumnas de la Escuela 960 actualmente concurren a la Escuela Especial 43, ubicada también en Itaembé Guazú, pero a una distancia de 12 kilómetros de las 508 Viviendas, por lo que las familias deben sortean varias condiciones desfavorables para concretar la asistencia de sus hijos e hijas.

Entre ellas las situaciones climáticas y la distancia que les significa un cambio en sus hábitos alimentarios, ya que para llegar deben salir de sus casas con más de una hora de anticipación, tanto para cumplir con el turno de mañana como el de la tarde. Muchas veces el alumnado realiza ese recorrido sin desayunar o almorzar, y con ese déficit luego tienen que estudiar.

“Explosión demográfica y pocas escuelas”

El legislador sostuvo que el “barrio 508” -como se lo conoce dentro del complejo de viviendas de Itaembé Guazú- es muy popular y numeroso, con familias que en el último tiempo fueron relocalizadas en viviendas sociales, lo que indudablemente significa una solución habitacional.

“Pero el número de casas que se entregaron en Itaembé Guazú en general, no se condice con la capacidad de escuelas que existen en el barrio. La demanda se genera por la explosión demográfica y porque el crecimiento del sector escolar existente, no alcanza para dar respuestas a las familias del barrio. Y eso obliga a que muchos y muchas estudiantes tengan que trasladarse hasta la Escuela Especial 43 ubicada a 12 kilómetros del barrio 508, con los inconvenientes mencionados”, indicó Sereno.

Además, la Escuela 43, tampoco cuenta con las condiciones edilicias para recepcionar la demanda de tanta matrícula, y muchas veces las clases son impartidas en aulas improvisadas en los pasillos de la edificio escolar.

Por todos estos problemas, hay deserción y la no escolarización de los niños y niñas del barrio 508, trae aparejado no obtener la libreta escolar que junto con la sanitaria son exigidas por Anses para abonar la Asignación Universal por Hijo.

“Acompañamos el justo reclamo de las familias”

El bloque TTT acompaña el reclamo de los padres, y en consecuencia Sereno solicitó que se reactive la obra de la escuela -que lleva seis años de atraso- con el tiempo necesario para que esté lista en el inicio del ciclo lectivo 2022.

“Por lo que vimos al recorrer la zona, falta muy poco poco para terminar la escuela. Con esta iniciativa legislativa queremos dar el impulso  para la construcción de lo que está pendiente como los baños, el patio interno, la futura recepción, la distribución de las aulas y la vereda”, enumeró.

La culminación de las obras de la Escuela 960 beneficiaría no sólo a las familias del barrio 508, sino a las del Sur de Misiones, Nemesio Parma y Cruz del Sur. Los padres presentaron notas con firmas en diferentes organismos provinciales, y esperan la respuesta que permita que sus hijos e hijas puedan inscribirse para el año próximo, y se termine con la incertidumbre que genera en las familias y en la comunidad educativa en general.

Convenio entre Nación y Provincia

Las obras del sector 508 de Itaembé Guazú donde está ubicada la escuela, comenzaron  después de la firma de un convenio entre el Gobierno nacional -en los últimos meses de la presidencia de Cristina Fernández- y la Provincia, explicaron desde el mencionado bloque legislativo.

Agregaron que “a través de ese acuerdo, Nación se comprometía a financiar el 70% de las obras y el Iprodha el 30%. Todo iba bien hasta que asumió Mauricio Macri que cambió las condiciones del convenio y la Nación sostuvo que sólo financiaría el 50% y el resto debía hacerlo el Gobierno provincial; pero no se cumplió.

“Hace unos meses la Nación volvió a reactivar la financiación, y de ahora en más continuar con la ejecución de la construcción está en manos del organismo provincial”, se precisó.