SEGUINOS

Justicia

Fiscal Rau: “Detrás de un expediente penal siempre hay gente sufriendo, la víctima, sus familiares o el propio imputado”

Martín Rau es el fiscal del Tribunal Penal 1 de Posadas. Pero también está a cargo del 2, cuyo titular está en pleno trámite por jubilación. En este tiempo de pandemia por el coronavirus, contó cómo es trabajar en el servicio de Justicia, los retos que afrontan, el auxilio que prestaron las nuevas tecnologías y la necesaria adaptación a los cambios.

“Fue un desafío, porque tuvimos que aprender a desenvolvernos de una manera distinta.  Lógicamente la tecnología vino a solucionar un montón de cuestiones en el ámbito de la Justicia, donde tenemos que resolver cosas de manera inmediata”, indicó en una entrevista con el programa Crimen y Justicia, que se emite por C6Digital que conduce el periodista Manuel Sotelo.

Explicó que “detrás de la implementación de audiencias con plataformas digitales hay una logística en la que están involucrados distintos actores. No es fácil. Hay que dar resguardo al acto procesal que protege la garantía del acusado y de la víctima”.

“El que está en la Justicia tiene que hacer su trabajo por vocación, para darle un servicio de calidad a la gente”, aseguro.

Para Rau, “es muy difícil cuantificar en meses el tiempo que se da entre el ingreso de un expediente a un Tribunal Penal y la realización del juicio”.

Recordó que “el fiscal está a cargo del control de institucionalidad, del cumplimiento de las leyes, de las competencias. Las causas que tienen detenidos tienen más prioridad que las que no tienen arrestados. Pero tenemos bien en claro que detrás del expediente penal siempre hay gente sufriendo, la víctima, sus familiares o el imputado.

“Aplicar una condena por un juicio oral sería el medio normal de finalización de un proceso penal. Pero no todos los expedientes llegan a esa instancia por lógica pura: hay entre 60 y 70 expedientes que entran a cada uno de los dos tribunales penales de Posadas. Y las semanas del año son 54. Ahí ya hay un margen de expedientes que no van a entrar en la agenda del año, que aparte está copada por causas anteriores”, ilustró.

El fiscal reconoció que “es muy difícil hacer más de dos juicios por semana, porque hay que leer los expedientes, armar pliegos de preguntas y la teoría del caso y preparar los alegatos. Ahí es donde aparecen los medios alternativos como el abreviado, el criterio de oportunidad o la suspensión de juicio a prueba o probation”.

Ratificó que él es uno de los funcionarios que toma en cuenta “la opinión de la víctima para la realización del juicio abreviado”.

Rau, además de su función de fiscal, también da dado charlas de capacitación, como por ejemplo acerca del grooming: “Es una conducta delictiva que despliega una persona por medios tecnológicos para vulnerar la integridad sexual de un menor de edad”, explicó.

“El delito tiene que estar previsto como tal en la ley penal. El grooming lo está desde 2013, pero ya venía de antes. Es un fenómeno global”, detalló.

“Hoy podemos hacer lo que sea por internet. Pero internet también te trae riesgos, no sólo de carácter sexual, sino también económico. La única manera de prevenir estos hechos es con precaución, con prevención”, aconsejó.

“Hay que saber qué aplicaciones usan los chicos, para saber cómo funcionan y los riesgos que implican. Insistir en no dar contraseñas ni datos personales y alertar sobre los riesgos de la exposición en redes sociales. En síntesis, es un tema que hay que hablarlo en casa”, remató.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-