Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Formación en Gestión de Conflictos

Justicia Provinciales

El Poder Judicial, como la sociedad, se encuentra en un escenario de permanente cambio, donde los conflictos de toda naturaleza van en aumento, desde lo económico (el trabajador que no cobra sus salarios, esa madre que no puede cobrar la cuota de alimentos para sus hijos, etc) hasta lo propiamente social (los reclamos de tareferos y de otros colectivos de personas, muchas de ellas vulnerables) y los más graves como ser los delitos, el sector más oscuro con el que nos toca trabajar.

Si tenemos en cuenta que la justicia es el último eslabón de una cadena, el lugar donde las personas van a golpear las puertas cuando ya no han encontrado respuesta en otra parte, la misión que tenemos de gestionar sus conflictos (ya que muchas veces no podemos darles solución), es muy importante para la vida de cada una de ellas.

Así, ya no basta con saber derecho, porque esos conflictos no se solucionan mágicamente en los juzgados ni con una hermosa sentencia; estamos conscientes de eso. Los jueces no pueden estar distraídos a las demandas de nuestra sociedad. Por ello, estamos trabajando en una nueva manera de abordarlos, y no lo hacemos a solas y puertas adentro, sino que buscamos alianzas con otras instituciones y muy especialmente con los otros poderes del estado.

Sin dudas a nuevos problemas, debemos buscar nuevas respuestas, que tengan en cuenta el bienestar de las personas involucradas y el menor impacto en la familia o el ámbito laboral.

Para ello nos estamos ocupando de la formación de los jueces desde el momento mismo de su selección, necesitamos que estén a la altura de las circunstancias, y esa altura es la que nos pide el ciudadano de a pie. El juez de la toga ya no es el modelo a seguir, sino aquel que está cercano a las partes, el que sabe escuchar, el que está presente en el lugar del conflicto y convoca a los actores sociales a participar y aportar soluciones.

Un caso que ha sido de público conocimiento hace poco tiempo en la ciudad de Leandro N. Alem, reclamó nuestra intervención y fue abordado bajo este nuevo enfoque; fuimos llamados a decir presente para desactivar ese conflicto; allí estuvieron nuestros equipos de trabajo, mediadores, jueces, dialogando e impidiendo cualquier hecho de sangre, junto a las autoridades policiales, sanitarias y municipales.

Otro caso que ocupó nuestra agenda fue pedirles a los jueces que tomen las medidas correspondientes en protección a los niños, niñas y adolescentes que acompañaban a sus progenitores en una protesta pública, dado que por esos días el clima era muy frío y se encontraban apostados en una plaza del centro de Posadas.

También participamos de cuanta mesa de trabajo, foros y reuniones se nos convoca para colaborar activamente en la búsqueda de soluciones, estamos atentos a recibir los reclamos y trabajar en las mejoras. Nuestro vínculo con los otros actores del proceso, en especial de los abogados a través del Colegio que los representa ha recibido de nuestra parte una justicia de puerta abierta y escucha activa.

Nuestro día a día es estar informados de lo que pasa en cada rincón de la provincia, la particularidad de sus conflictos según la región, para tomar decisiones que mejoren la vida de la comunidad. Un gran avance fue la creación de nuevos juzgados, nuevas puertas donde la gente puede ir a golpear para buscar la solución de sus problemas, sin tener que gastar para trasladarse de un lugar a otro, ni perder tiempo que puede ser decisivo en la vida de esas personas.

Se trata de aprender a gestionar las crisis externas e internas de la justicia, con los aportes que nos brindan otras ciencias como ser la sicología social, el manejo de técnicas de la comunicación e información, no tenemos aún todas las respuestas, pero estamos dispuestos a aprender.

Para ello, decidimos trabajar desde el Centro Judicial de Mediación, el Instituto de Capacitación en Resolución Alternativa de Conflictos y el Centro de Capacitación Judicial porque consideramos que son los espacios de los medios alternativos y la capacitación, desde donde nacen estos nuevos proyectos tendientes a aportar con algo más que el proceso judicial, a la paz social. Esta es nuestra apuesta y nuestra contribución.

Nos capacitamos en el manejo de situaciones de crisis donde se encuentra comprometida la vida de las personas, pero también en aquellas crisis de los que integran el poder Judicial, porque como organización también tenemos problemas internos. Tenemos más de 4000 personas trabajando día a día, interactuando y comunicándose, es un engranaje grande y complejo que necesita ser aceitado de manera permanente.

Pero confiamos en que esta tarea de gestionar los conflictos no la podemos llevar adelante solos, por más creativos que seamos, depende también de las personas tratar de autogestionarlos y para ello los ayudamos poniendo a disposición los medios alternativos como la mediación y la conciliación, las oficinas de acceso a justicia, y la conformación de una red de mediadores comunitarios que actúen en los municipios, a quienes nos comprometimos a capacitar.

Eliminar la burocracia que nos ha caracterizado por años, facilitar la comunicación y gestionar nuestras propias crisis son los desafíos que tenemos que afrontar. Vamos por ese camino.