SEGUINOS

DEPORTES

Fútbol posadeño: por la mala conducta de los padres se suspendió un partido

El último fin de semana ocurrió en cancha de Huracán un nuevo episodio que debe llenar de vergüenza y decepción a quienes aman el deporte, y en particular al fútbol. Es que una vez más un partido que disputaban los chicos, en este caso de la categoría 2006 del dueño de casa y Guaraní Antonio Franco, debió suspenderse por la inconducta de padres que asistieron al encuentro.

Fue el árbitro Lucas Suárez el que tomó la decisión de interrumpir el juego ya que quienes deben guiar a sus hijos por el camino del respeto y los valores que transmite el deporte, se dedicaron a insultar desde el comienzo de las acciones. Ahora será tarea del Tribunal de Penas del Departamento de Infantiles el que determinará que ocurrirá con la continuidad o no del partido ya que es determinante para el calendario de disputa del certamen.

Lo que debería ser un juego y permitir que los niños se formen como deportistas, y sobre todo como personas de bien para la sociedad, una vez más se convirtió en el ejemplo de la intolerancia con la que se vive, y se mal entiende, la pasión por el deporte más popular del país.

Es de destacar que decisiones como la que tomó el juez apuntan a un intento de darle la orientación adecuada y bajar un mensaje claro de lo que debe ser un partido en categorías formativas, algo en lo que se trabaja desde el Departamento de Fútbol Infantil de la liga Posadeña que preside Silvio Alvarenga.

 

Así lo reflejó en sus redes sociales uno de los padres, que también fue víctima de la falta de conducta:

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas