SEGUINOS

DEPORTES

Fútbol: un central misionero se abre camino en la “Academia”

Es una posición de la cancha en la que Racing hace tiempo no lograr cubrir con un pibe surgido del Predio Tita Mattiussi. Para encontrar un zaguero de la cantera que haya tenido continuidad en la Academia hay que remontarnos a Yonathan Cabral, titular en el campeón 2014, donde formó una buena dupla junto a Lollo. Pero hay un joven que le da rienda suelta a la ilusión de ver en Primera de manera sostenida a un central del club. Se trata de Imanol Segovia, defensor que se encuentra en el plantel de Reserva que conduce el Tanque Gerk.

Nacido el seis de febrero de 2001 en Posadas, Imanol se crió en la Tierra Colorada. En su ciudad natal creció jugando a la pelota con el sueño de poder hacerlo alguna vez bajo otras circunstancias en un club grande. Y de a poco se empieza a acercar a ese sueño ya que en 2019 fue subido de manera definitiva al Selectivo y Mauro Gerk lo sigue bien de cerca. Claro, todavía el joven no es titular ya que por encima de él hay jugadores de mayor experiencia.

Incluso Imanol ya ha vestido la camiseta de la Selección Argentina ya que el “Bocha” Batista lo citó para entrenarse con la Selección Argentina Sub-18, y fue parte del equipo que disputó el torneo L’Alcúdia. El mismo es un certamen que se disputa en España y que sirve para ver jóvenes promesas de cada país. Incluso, se dio el lujo de convertir un lindo gol de cabeza en el último partido, ante Bahrein. En ese campeonato ganaron tres de los cuatro encuentros pero no pudieron llegar a la final por tener menor diferencia de gol que sus rivales.

El diestro y espigado futbolista de la Academia mide 1.91: de arriba es un verdadero muro. Además, por haber jugado varios años de 5, tiene buen pie para darle una salida limpia al equipo.

¿Cómo llegó a Racing?

Empezó jugando en los potreros y rápidamente llamó la atención del club Guaraní Antonio Franco. Allí estuvo desde los 5 hasta las 13 años. En Novena División pasó a Crucero del Norte, donde permaneció dos años.

Ya en el año 2016 llegó a River, donde quedó y estuvo una temporada, pero lo terminaron dejando libre porque Crucero no le quiso dar el pase. Solucionado el conflicto burocrático con el conjunto misionero, se probó en la Academia a fines de ese año y obtuvo el visto bueno de Diego Rendo, técnico de la Séptima, para quedarse en Avellaneda y comenzar allí en el 2017.

El análisis de Juan Gorrochategui, periodista de Racing de Alma, que detalla las condiciones y la proyección que los “Académicos” ven en el central misionero.

Fuente: Racing de Alma

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-