SEGUINOS

POSADAS

Grave daño económico a la casa de comidas Cabureí del chef Iván Ortega

Además de robarle valiosos electrodomésticos de uso profesional, los delincuentes desenchufaron los freezers y echaron a perder la comida que se había preparado y congelado para poder ofrecerla con la reanudación de la actividad. Se llevaron “muchos años de trabajo” y fue como “darme una trompada en el piso”.

Iván Ortega explicó lo sucedido en declaraciones exclusivas a Jorge Kurrle director de C6Digital y como persona de trabajo, renovó esperanzas de “salir adelante”.

 

Se llevaron “muchos años de trabajo” y fue como “darme una trompada en el piso”. Ivan Ortegahttps://www.noticiasdel6.com/grave-dano-economico-a-la-casa-de-comidas-caburei-del-chef-ivan-ortega/

Posted by Canal Seis Posadas on Friday, April 3, 2020

Relató: “después de violentar dos puertas ingresaron al local llevándose un montón de cosas: una computadora, un monitor, una batidora profesional, una juguera, una freidora eléctrica, un equipo de música funcional, una central de cámaras. una balanza electrónica. Un montón de cosas y lo que más daño me hizo anímicamente fue que desenchufaron todas las heladeras y sacaron toda la comida que teníamos a la espera de poder volver a abrir el bar, para que se pudra, para que se descomponga, Y rompieron un montón de cosas, los daños son muy grandes”.

Ortega dice que es “como que me dieron una trompada en el piso. Porque estamos hace 20 días, todos los del sector gastronómico sin poder abrir, sin facturar, con los empleados, los colaboradores. los proveedores”.

Observó que la cuarentena “esto de cuidarnos y mantenernos en casa no sólo afectó a la economía de un montón de familias, sino también a la seguridad. Ahora hay una persona que dicen que es la que fue (la que robó) pero tampoco aparecen las cosas robadas todavía.

“Y en este aspecto le pido a la gente que no compre cosas robadas. Que no lleve a su casa, que sus hijos lo vean que trae una licuadora profesional, que la compró a $150. Porque es como la trata de personas, las cosas robadas no seguirían estando en el mercado si la gente no las compra”.

Lamentó: “en un momento muy crítico para todo el sector gastronómico por no poder abrir, por no poder trabajar, por tener obligaciones, que pagar sin facturar, Este golpe económico terrible del cual seguro que voy a salir adelante.

“V vamos a salir adelante porque uno puede empezar de vuelta siempre. Pero bueno se llevaron muchos años de trabajo. De una persona que trabajó para conseguir todo así que habrá que arremangarse nuevamente. Sobre llovido mojado”.

Por ciento, en su cuenta de Facebook recibió la solidaridad de sus muchos clientes y amigos. Que no mitiga el daño, pero alivia el alma.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-