SEGUINOS

POSADAS

Gruber: “El consumo del mate cambió de paradigma, ahora pasó a ser solidario, responsable e individual”

El presidente de la asociación Ruta de la Yerba Mate, Alejandro Gruber, sostuvo en declaraciones a C6Digital que el 2020 fue un año prolífico para esta marca argentina y de la región, que impulsa el aprovechamiento integral de “este antiguo camino que fue ideado por los jesuitas y guaraníes a mediados del siglo XVII”.

“El 18 de junio del año pasado fue declarada por la Legislatura provincial como patrimonio de Misiones. Recordemos además que es una marca país, de destino, de Argentina, símbolo de la cultura productiva nacional”, indicó el abogado.

Gruber consideró que “la norma significó devolverle Misiones lo que es la provincia, la Ruta de la Yerba Mate como patrimonio histórico, cultural, productivo, paisajístico, arquitectónico, industrial y turístico”.

Aseguró que cuando sobrevino la pandemia “comenzamos a ordenarnos y fue un cambio de paradigma y de mentalidad. Me tocó hablar con los presidentes de cooperativa, con los directivos, con gerentes generales y comerciales, de pequeñas, medianas y grandes empresas y decirles cómo iba a ser el consumo de mate en este nuevo tiempo: saludable, solidario, responsable e individual. Era un mensaje distinto”.

“La industria yerbatera fue declarada esencial. Nunca paró la producción. Decían que el consumo iba a caer. Pero estuvo en todos los rincones de la patria. Se mantuvo en marzo y abril se ubicó en 21 y 24 millones de kilos, respectivamente. Después cayó un poco”, remarcó.

En 2020, el mercado interno consumió 268,8 millones de kilos. La merma respecto al año anterior fue de 4,9 millones de kilos (1,54%); un dato más que importante si se toma como parámetro que el 2019 había marcado un récord histórico para el consumo de yerba mate.

Y reconoció que fue “sorpresivo el crecimiento de la exportación del producto. La yerba va a fundamentalmente a Siria, que se lleva casi 28 millones. Después Chile, unos 4 millones, y finalmente Líbano, Estados Unidos y España”.

Los embarques al exterior aumentaron un 7,78%, ya que en 2020 se despacharon 42,9 millones de kilos contra los 39,8 millones que se habían exportado durante 2019.
Con respecto a los hábitos de consumo, Gruber admitió que “cuesta llevar el mate individual al campo. En la zona urbana se da más el individualismo”.

Comentó por último, que “una vez que se liberó el turismo interno en Argentina, la provincia de Misiones se dio cuenta del potencial que tenía la Ruta de la Yerba Mate, que ofrece un producto fantástico que les a Experiencia Mate. Son experiencias en espacios abiertos. Hay mucha gente que consulta por el mate tradicional guaraní, otros sobre el de las cooperativas tradicionales, y también por el sirio”.

Descargar Semanario Seis Páginas
-