SEGUINOS

POLICIALES

Habló una de las víctimas del asalto en Garupá: “A mi hermano le apuntaron en la cabeza y entregué el dinero de la recaudación”

Ayrton Da Silva (19) es hijo del ferretero Omar Piris Da Silva (54) de Garupá, quien junto a su mujer Mirta Velázquez (43) enfrentó tenazmente a un grupo de asaltantes y terminó internado por los golpes y cortes que sufrió. “Estaba durmiendo, escuché a mi mamá gritando. Cuando salgo de la pieza, me encañonó un delincuente y me pedía la plata; decía dame la plata y no te voy a quemar, no te mato. Ahí veo a mi madre tirada en el piso, gritando y peleando con dos ladrones encima”, contó el muchacho parte de la escena dramática que vivió el miércoles cerca de la medianoche.

Una pareja se resistió a un asalto comando y puso en fuga a grupo armado

La familia tiene su local comercial en el barrio Malvinas. Cuando el matrimonio y sus dos hijos descansaban irrumpieron los asaltantes armados, quienes rompieron una ventana para entrar. “Desde los 13 que trabajo con mi papá. Hace 11 años somos comerciantes y hoy tenemos que seguir trabajando”, comentó el muchacho a la prensa posadeña.

Relató que “a mi hermano menor sí lo apuntaron, le pusieron el arma en la cabeza”. Admitió que por temor entregó la recaudación del día a la banda: “Lo despierto a mi hermano le digo dale la plata porque nos van a matar”.

En el forcejeo con los criminales, Omar Piris Da Silva terminó muy golpeado. Pero esa tenaz resistencia hizo que los criminales decidieran terminar más rápido de lo que pensaban el golpe. Hasta perdieron dos armas (que se les cayó) en la lucha.

La banda huyó en un auto que esperaba afuera.

La Policía trabaja intensamente para dar con la gavilla. Hasta el momento, no hay novedades.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-