SEGUINOS

Salud

Hay siete provincias que evalúan mantener o regresar a la fase 1 de aislamiento por rebrote de Coronavirus

Con niveles de ocupación de camas de terapia intensiva por el avance del coronavirus que en algunos casos llegan al 75%, ausencia de terapistas y contagios masivos en aumento, al menos siete provincias de la Argentina no descartan volver a partir del lunes a la Fase 1 de aislamiento social en determinadas localidades acechadas por el Covid-19.

El tema será analizado por el presidente, Alberto Fernández; el ministro de Salud, Ginés González García, los gobernadores y su equipo de epidemiólogos antes de definir el nuevo decreto de ampliación de la cuarentena que en muchas provincias determinará el aislamiento social obligatorio o el distanciamiento social.

Según los comentarios que hubo anoche en la videoconferencia que compartieron 12 mandatarios provinciales con el Presidente, los gobernadores en las provincias de Santa Fe, Mendoza, Río Negro, San Juan, Entre Ríos, Santa Cruz y Jujuy se mantendrán o evalúan volver a la Fase 1 de aislamiento obligatorio en los próximos 15 días como medida para frenar la circulación del virus.

A la vez, la provincia de Buenos Aires evalúa volver a Fase 3 en algunas localidades del interior donde hasta ahora estaban muy relejados pero el auge de contagios desactivó el regreso a la normalidad.

“Vamos a ver el cuadro de situación y durante el día de mañana nos vamos a comunicar con los gobernadores para acordar cómo actuamos en cada caso, sin decisiones inconsultas”, le dijo Alberto Fernández a algunos gobernadores anoche según pudo reconstruir Infobae de fuentes del Gobierno y de los mismos mandatarios provinciales.

En la videoconferencia que Alberto Fernández compartió ayer con 12 gobernadores se llevó una impresión directa e impactante de la crisis de la pandemia que hace tiempo no veía en el interior del país. Y en el balance general quedó en claro para muchos mandatarios provinciales y para el mismo Presidente que la única manera de frenar el incremento de contagios es que haya un retroceso en el régimen de cuarentena.

El Ministerio de Salud de la Nación volvió a informar ayer otro reporte demoledor: durante las últimas 24 horas se registraron 211 muertes y 10.104 nuevos casos positivos por coronavirus. Con estos datos, el total de infectados en todo el país asciende a 380.292 y las víctimas fatales suman 8.050.

Además de las siete provincias que evalúan mantener o volver a Fase 1, hay otros distritos como Santiago del Estero, Neuquén, Salta y Chaco que no descartaban anoche volver a aislamientos más restrictivos si se disparan los contagios.

Alberto Fernández comentó a los 12 gobernadores con los que dialogó virtualmente ayer desde la quinta de Olivos que el Ministerio de Salud observa una ocupación promedio de camas de terapia en gran parte del país de entre un 60 y 65%. Así pidió resolver cuanto antes los problemas de infraestructura hospitalaria y la atención médica en muchos lugares donde hay faltante. También habló de la posibilidad de una propuesta de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que plantea hacer telemedicina a distancia para capacitar a terapistas.

No obstante, se vieron casos de ocupación de camas de terapia del 70% como el de Entre Ríos donde el gobernador Gustavo Bordet destacó que las ciudades de Paraná y Gualeguaychú son las más complicadas que el resto de la provincia. Allí hay un 70% de camas ocupadas.

“Se nos encendieron las luces de alerta”, dijo Bordet anoche y adelantó que tomará medidas de aislamiento completo en Paraná como hizo en Gualeguaychú. “Vamos a tomar medidas de que van a ser resistidas pero hay que evitar el colapso sanitario”, dijo Bordet al anunciar un regreso a la Fase 1.

En Santa Fe, con más de 5.763 casos y 67 muertes localizado en su mayor parte en las localidades de Rosario, Venado Tuerto, Santa Fe y San Lorenzo el gobernador, Omar Perotti, no descartaba ayer regresar a Fase 1 o mayor restricción de movilidad.

Así, el mandatario santafesino remarcó que los casos activos en su mayoría son en Rosario y dijo que la situación provincial está complicada ya que tuvo que pedir a los hospitales que suspendan las cirugías programadas para liberar camas. “El esquema de bloqueo hasta ahora nos funciona”, dijo Perotti donde tiene localidades como Santa Fe, Rosario, Venado Tuerto y San Lorenzo con aumentos importantes de COVID-19.

En Río Negro la situación es muy complicada en localidades del Alto Valle y la gobernadora, Anabella Carreras, no descarta mantener allí a la Fase 1 de aislamiento. Ello implica seguir con las restricciones en los comercios, salidas recreativas solo los fines de semana y la parálisis total del empleo público.

La provincia de Santa Cruz presenta un panorama desolador. La gobernadora Alicia Kirchner reclamó ayer al Presidente que envíe cuanto antes médicos y terapistas. Por ello mantendría un aislamiento obligatorio ante los rebrotes de contagios importantes en Río Gallegos. Pero más allá de esos datos, la preocupación de la cuñada de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, es que la ocupación de UTI está en el 72% y los médicos están desbordados.

En Jujuy, el gobernador Gerardo Morales, que está afectado de COVID-19 y se mantiene aislado, se analizará entre hoy y mañana con el equipo de médicos que lo asesoran si con la curva ascendente de 7.000 contagiados mantendrá en gran parte de la provincia la Fase 1 de cuarentena y test PCR obligatorios para ingresar a una ciudad.

En San Juan el gobernador, Sergio Uñac, decidió seguir en Fase 1 en el departamento de Caucete y evalúa el aumento de casos en otros lugares para tomar una definición.

En Mendoza ya contabilizan 5.600 contagios y 119 muertes. Se incrementaron sustancialmente los contagios comunitarios y esto hizo rever en las últimas horas la decisión sanitaria al gobernador Rodolfo Suárez que anoche no descartaba volver a Fase 1 en algunas localidades.

Por otra parte, hay provincias que si bien no volverán a Fase 1 su situación es muy complicada.

El gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, sostuvo que en los últimos días subieron en un 50% la cantidad de respiradores y mencionó la falta de terapistas en la provincia norteña. Con 692 casos contabilizados hasta ayer, en Santiago del Estero se tomaron medidas muy restrictivas en el transporte, suspendieron las clases, cerraron comercios. Pero Zamora explicó que no quiere cerrar mas actividades .

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, contó que en su provincia hay más de 2.800 casos y que hay muchos lugares con transmisión comunitaria. “La preocupación más grave es en el departamento Rivadavia donde están las comunidades originarias donde no les puedo decir que se laven las manos porque no tienen agua”, dijo el mandatario salteño en un reclamo desesperado al Presidente por hospitales de campaña en ese lugar.

Y el gobernador, Omar Gutierrez, de Neuquén destacó la ayuda de la Nación desde que estalló la pandemia y ayer anunció un paquete de medidas sanitarias para evitar un retroceso en la cuarentena y limitar la circulación de gente.

Fuente: Infobae.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-