SEGUINOS

PROVINCIALES

Hicieron alarde de un día de playa ignorando el protocolo del Covid-19; no pudieron controlarlos

El Club del Río donde se vieron algunas de esas imágenes había respetado los protocolos del turismo interno, pero su administrador Iván Rodríguez admitía que “al estar en un lugar de ocio se relajan y no tiene en cuenta que estamos en pandemia”. Las personas que habían hecho uso de la posibilidad del turismo interno, en ese lugar, desafiaron, incumplieron las normas. Y parte de ellas subieron a las redes una tarde de paseo en un yate, sin barbijo ni distancia social, y otras fotos que los mostraban en la playa. Los cuestionamientos se multiplicaron. Porque parecieron burlarse de todos. De quienes cumplen con los protocolos,  de médicos, enfermeros, policías, personal esencial, de quienes quieren que el turismo vuelva a Misiones.

El lugar había cerrado el ingreso cuando se cubrió el cupo de 500 personas y distribuyó gacetillas con el protocolo que debía seguirse. Contaban con personal de seguridad.  Rodríguez señaló que desde el Club se tomaron varias medidas para evitar la propagación del coronavirus como ser la reducción del cupo, la duplicación del personal abocado al control y además la aplicación de las medidas de higiene correspondientes.

En el río Paraná, en cambio, la responsabilidad del control está a cargo de Prefectura Naval.

Sin embargo, la responsabilidad individual no es transferible a los organismos de seguridad. Y este criterio formó parte de los duros cuestionamientos al alarde porque se interpretó también como desprecio, que hizo que se viralizaran los videos y fotos subidos a las redes.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-