SEGUINOS

CULTURA

Homenaje a Andrés Guacurarí con 130 artistas en el escenario

Con casi cinco horas de transmisión en vivo y un momento especial a la hora cero del aniversario del Andrés Guacurarí y Artigas, la Provincia homenajeó a su héroe provincial. Con escenario montado en el auditórium del Montoya, más de 130 trabajadores del arte subieron a escena para compartir con el público -virtual- su música y su danza.

A las 21;00 del domingo arrancó el festival “Andresito: Vigilia al General Indio”, organizado por la Secretaría de Cultura de la provincia, junto al Parque del Conocimiento y la Cámara de Representantes. El evento fue transmitido por las redes de Cultura (donde se encuentra “colgado” el video del evento) Canal 12, Canal 6 y Radio Provincia. La transmisión llegó hasta las 2 de la madrugada del 30 de noviembre, con la conducción de Antonella Quintana y Maxi Vargas. Por el escenario pasaron tres ballets y 19 números musicales, además de los funcionarios a cargo del evento y el intendente de San Javier, quien aprovechó la plataforma para lanzar la Fiesta de la Identidad Misionera, en noviembre de 2021 desde su localidad.

La felicidad de volver a pisar un escenario fue el leitmotive general que se escuchó en cada presentación, en la que también se echó de menos el calor de los aplausos y del público de cuerpo presente. Sin embargo, las redes reflejaban saludos de “espectadores” desde los más variados puntos del globo y varias provincias argentinas. Como viene sucediendo en las transmisiones x streaming de la Secretaría de Cultura, la calidad técnica fue un factor destacado, que permitió disfrutar de lo que los artistas tenían para compartir

El sueño de Andresito

A medianoche, momento cumbre de la Vigilia e inicio del día del 242 aniversario del natalicio del comandante indio, el Ballet Folklórico del Parque del Conocimiento terminaba su presentación y fue el momento de las palabras a cargo de Claudia Gauto, presidenta del Parque del Conocimiento, por la Cámara de Representantes la diputada Yamila Ruiz y el diputado Roque Gervasoni, y el anfitrión y Secretario de Cultura, Joselo Schuap.

“Es una felicidad ver a tantos artistas sobre el escenario; hoy han sido más de 130 lo que subieron, además de todo el equipo técnico. Estamos trabajando para federalizar las grillas de artistas y sostenemos la Ley de cupo femenino en los espectáculos musicales”, dijo el ministro Joselo Schuap, en el espacio reservado a las autoridades. Claudia Gauto destacó el trabajo entre las instituciones, “Esta es nuestra manera de fijar el rumbo de los misioneros, manteniendo en alto cada uno de los valores legados por Andresito”.

Yamila Ruiz resaltó la necesidad de poner en valor su figura “inculcando a nuestros hijos quién fue el que inició el camino para que hoy seamos la provincia que somos”. El diputado Roque Gervasoni recordó que el primero en rescatar la figura de Andresito fue el diputado Carlos Eduardo Rovira a través de un proyecto de la Cámara, que logró que a nivel nacional se le otorgara el grado de general post mortem, “y esa fue una manera de recuperar a nuestro héroe como figura nacional. Cuando celebramos a Andrés, recatamos también la esencia del ser misionero, resiliente y capaz de dar la vida por su tierra”. El bloque de discursos lo cerró Joselo, con un sentido recitado “Sepan que soy misionero”.

Andresito, en clave de ballet

Como nos tiene acostumbrados cada vez que pisa un escenario, el Ballet Folklórico del Parque del Conocimiento deslumbró con una puesta en escena conceptual, esta vez basada en fragmentos del libro “Andresito y la Melchora. La historia de un amor en guerra” (2007) de Jorge Luis Lavalle. Específicamente, según relata Luis Marinoni, director del ballet, la obra retoma un momento matriz del libro que es el del diálogo final entre el General Artigas y Andresito.

“Artigas x Andrés” narra la historia del libertador uruguayo José Artigas (padre adoptivo de Andresito) en la voz y el cuerpo de Andrés Guacurarí. A medida que el hijo va narrando la historia del padre se da cuenta que sus historias se cruzan, se identifican, y tienen que atravesar situaciones históricas y biográficas semejantes.

Una grilla digna del prócer homenajeado

A tono con lo especial de la fecha y, también, con la necesidad de brindar una fuente laboral a los artistas, la grilla artística fue amplia, variada y respetando la cuestión de género a la hora de conformarla. “Estamos trabajando para federalizar aún más las convocatorias a los festivales”, aseguró el ministro Schuap, que no se olvidó de los que hubieran querido ser parte del festival.

La apertura del espectáculo fue con el Ballet Folklórico Municipal, surgido de la Escuela Municipal de Danzas “María Luisa Alonso de Zambrano” que dirige Laura Romero. Interpretaron “Posadeña Linda”, versión musical de la Banda Municipal de la Ciudad de Posadas, con coreografía de Gerardo Díaz. Luego, cada número musical contó con la “ilustración” de una o dos parejas de danza, surgidas de las distintas academias que integran el Colectivo Cultural “Soñadores”, quienes tuvieron su momento especial en escena con los músicos Yky Ferreyra y Monchi Lima, y el recitador Alejandro Machado y la danza de Adela Sosa y Alejandrino Vázquez, “la pareja que enamora”. Siguieron Anahí Giménez y Susana Villalba, es decir Lira Verá,  que a puro música popular, regional y de frontera, siempre despiertan la sonrisa del público.

Osvaldo de la Fuente, protagonista esencial de la época de oro del rock local, renació en folklore y regaló canciones de su disco “Lumbre” con una banda a su altura (Gonzalo Bobadilla en piano, Marcelo Pérez en bajo y Marcelo Mottola en percusión) y la voz de Anita Bertran y Julián Texeira. Patricia Silvero interpretó temas de su CD “Nunca es Tarde” y también agradeció la posibilidad de estar nuevamente en contacto con la gente, aunque sea en forma virtual”. Ronda es Mariana Méndez Caldeira, una artista que suele explotar el formato intimista, pero en formato banda XL integrada por Penélope Ricotti (bajo), Zacary Phillips (violín), Maximiliano Juañuk (guitarra eléctrica), Matías Almirón (percusión y accesorios) y Ailin Dartois (batería). Fiel a su estilo, cantó temas llenos de guiños a la idiosincrasia local, como “Tengo una novia en Paraguay”, con una bossanova a la misionera.

Fabian Meza, junto Nico Encina en acordeón, los hermanos Dani y Ricardo prieto en bajo y batería, y Zacary Phllips en violín, artistas de festivales por excelencia, subieron a escena con una energía esperable luego de tanto tiempo sin actuar. Entre chotis y chotis, la consigna fue clara: “Hay que cantar”. Nerina Bader, acompañada por Karoso Zuetta, puso la impronta guaraní con una intro mbyá y dos canciones dedicadas al General Indio, una de Ramón Ayala y otra de autoría de Zuetta. Siguió el grupo “La Sabia”, que apostó a una versión muy intensa de “Puente Pezoa” y al folklore nacional, con una chacarera. Luego Lunagua trajo el candombe y temas latinoamericanos en la voz y el histrionismo de Ceci Simonetti. Integran la banda además Mauri Pérez Mondadori (teclados), Marce Móttola (batería) y Lery Duarte (bajo). La presentación de Gervasio Malagrida estuvo precedida por un video con palabras de Ramón Ayala evocando el momento en que compuso “Comandante Guacurari”. Así inició el músico un gualambao suave y sutil, seguido de “Costera”, de Vicente Cidade en una versión rockera para finalizar con el himno-hit “Misionero y guaraní”. Le siguió el grupo Salamadra, demostrando que Juan Regis, “Charly” Marino Godoy y el cantante Roly Rolón siguen pisando fuerte en el folklore local y nacional con la dulzura del tema “Uruguay” como emblema.

Flor Bobadilla Oliva se dio el gusto de subir a escena con su padre, Roberto Bobadilla, músico, guitarrista, cantor y arreglador del grupo vocal Enarmonía. Con su poderosa voz y Roberto en coros, cantó “Justicia divina” y “Ribereña”, entre otros temas.

Gastón Nakazato, con Cacho Bernal en batería y Marcos Duarte en el bajo, estrenó temas, como “Ríos”, un alegato a la empatía por el mundo natural. Desde San Javier, Juanjo Sosa trajo los temas del folklore misionero que lo hicieron conocido en escenarios de toda la provincia. Luego llegó el turno de la fuerza de Pamela Ayala, que con vestido rojo y toda la mezcla de etnias que caracteriza su repertorio, trajo chotis, polca y fiesta a la escena. La acompañaron Darío Alejandro Vega, Jorge Ramón Domínguez, Rafael Armando Encina, Matías Franco Meza y Pamela Victoria Ayala.

Como lo viene haciendo hace 36 años, el grupo vocal Enarmonía se plantó en escena con la misma formación (Roberto Bobadilla, Darío Verón, José Francisco Chaparro y Toly Dopazo) y la misma calidad de siempre para homenajear al héroe indio.

Talentos del Parque del Conocimiento y un verdadero seleccionado músicos de la región, la Orquesta de Patrimonio Regional, integrada por Juan “Pico” Núñez (bandoneón), Sergio Tarnoski (acordeón), Marcos “Chavo” Núñez (guitarra) y Fernando Solís (percusión), interpretaron “Cherubicha”, chamamé de Armando Nelly, “Rocío Noelia” chotis Luis Ángel Monzón y enganchados de chamamé. Desde San Vicente, Chino Fronciani se presentó con Lautaro Cristaldo en acordeón, Lucho Fassa (guitarra eléctrica), Jona Malvera (bajo), Fede Acuña (percusión) y Facu Fronciani (batería).

Pasadas la 1.30, y al mejor estilo de los grandes festivales en los que tanto el público como los artistas no cesan en su energía, sonaba La Guitarreada con Carlos Servian, Edgardo Battaglia y Ezequiel Lakouski. El trío demostró su poder con “Engañera”, de Julio Argentino Jeres, la chacarera “Luz de sus ojos” y la “Chaya de la soledad”.

Eran pasadas la 1.40 cuando a Gonzalo Bernal le tocó hacer el cierre de este festival con un set acústico que se despegó del resto en su estilo. Acordeón, guitarra eléctrica y sinthes le sirvieron como marco para interpretar versiones casi electrónicas de “Posadeña Linda”, “Polkita Rural” y “Cantata al General Indio”. Todo en un sólo bloque musical, logrando un final robusto y sutil para un festival que duró casi cinco horas y que puede ser visto ingresando al canal Youtube.com/CulturaMisiones.

Descargar Semanario Seis Páginas
-