SEGUINOS

POSADAS

Horario comercial de corrido: dicen que llegó para quedarse y es un cambio del paradigma de la siesta misionera

El tesorero de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Carlos María Beigbeder, pidió no limitar el horario de atención al público. Consideró en declaraciones a C6Digital que como primera medida el comercio o la empresa tiene que buscar la conveniencia. “Y después, para el resto del comercio y sí le viene bien el horario corrido porque sus trabajadores están más contentos y capaz que funciona mejor un negocio”, observó.

Horario ampliado para kioscos, maxikioscos, despensas y apertura de Casinos

Beigbeder insistió en que se tiene que buscar la conveniencia como primera medida, qué le conviene al negocio de acuerdo con la cantidad de ventas. Recordó que los comerciantes, en muchos casos, fabrican, venden y revenden. “Tenemos que adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes”, apuntó.

El ex titular de la CCIP sostuvo además que existe la libertad de trabajo y si se quiere se puede atender las 24 horas. “Dependiente de cada empresa, este cambio ha hecho modificaciones estructurales para muchos casos. Dentro de esos casos hace que se pueda decir aquellas que lo necesiten pueden seguir con el horario corrido. Si se les consulta con colaboradores de distintas empresas, están contentos con el cambio, pueden hacer dos viajes menos por día desde su caso al trabajo”, afirmó.

Según Beigbeder, la medida es positiva pero reiteró que se debe buscar la conveniencia del negocio para que siga funcionando. “Esto llegó para quedarse en muchos casos y va a hacer que se cambie el paradigma misionero de dormir la siesta, en aquellos negocios que sirva”, remarcó.

Indicó que se debe dejar la oportunidad a aquellos negocios que quieran trabajar en horario “cortado” y a los comercios que quieran hacerlo en horario corrido. “Siempre respetando las normas, las ocho horas de trabajo”, manifestó.

En tal sentido, el Tesorero de la Cámara de Comercio señaló que el personal puede hacer turnos rotativos. “Es cuestión de buscarle la vuelta para atender mejor”, aseveró.

Sobre la opinión que tendrían sus colegas, dijo que los locales que están en la zona céntrica de la ciudad son más proclives en invierno a trabajar en horario corrido. “Ahora están apareciendo los calores y la gente después de la una de la tarde no se queda en el centro. Entonces obligarlo a tener su comercio abierto después de esa hora es una picardía”, puntualizó.

Pero mencionó que a medida que se aleja del centro, los comercios están más reticentes a abrir en horario corrido porque sus clientes no están en ese horario. “En el 2017/2018 hicimos un informe grande y nos dio esos resultados. Pero en líneas generales veo comercios, como los restaurantes donde a la gente no se le puede obligar a ir a las ocho de la noche porque no va. Hay lugares que se van a tener que readaptar y otros que van a quedar con el horario histórico misionero”, consignó Beigbeder.

Descargar Semanario Seis Páginas
-