SEGUINOS

NACIONALES

Hoteles alojamiento en crisis piden ser excluidos de cuarentena

Desde el sector aseguran que están atravesando una de las peores crisis de su historia y que hacen “malabares” para subsistir. Sin embargo, se diferencian de los hoteles convencionales y le piden al Gobierno la reapertura de sus establecimientos: “en nuestros locales no hay espacios comunes ni contacto con el personal”, justifican.

“Estamos ante una situación crítica, permanecemos cerrados, no podemos facturas y debemos mantener nuestros edificios. Hay mucha incertidumbre sobre lo que va a pasar, no sabemos cuánto va a durar esta pandemia”, indicó José Manuel Capelo, presidente de F.A.D.A.P.H (Federación Argentina de Alojamientos por Hora).

Según denunciaron desde el sector, son contados los casos que se han visto beneficiados por las medidas de salvataje económicas dispuestas por el Gobierno. “Nuestra estadística muestra que de 10 establecimiento, entre uno o dos han recibido los créditos a tasa del 24%, cada pymes se arregla como puede”, reconoció.

Lo cierto es que la cuarentena les cayó a todo el sector como un baldazo de agua fría “nadie estaba preparado para esto, fue de un día para el otro, a cada uno le agarró con una liquidez diferente, hay hoteles alojamientos muy complicados que decidieron cerrar definitivamente sus puertas”, sostuvo Capelo.

El negocio de hoteles por hora venía de capa caída. En los últimos dos años la situación se complicó aún más con el cierre de entre 5 y 6 establecimientos por año, solo en capital. El principal factor fue la caída del consumo acompañado de una suba significativa de gastos fijos para los hoteleros. “Somos todos pymes, nos vemos obligados a suspender pagos para poder subsistir”, definió el presente Capelo.

Desde la Federación aseguraron que están en diálogo permanente con el Gobierno y trabajan en la presentación de protocolos de seguridad que les permita volver a operar. “Nuestro tipo de negocio en general son hoteles pequeños, con pocas habitaciones, sin espacios comunes, en donde hay sólo dos personas por habitación que ya han tenido contacto previamente”, argumentó Capelo.

Lo que proponen los hoteleros por hora es una exhaustiva desinfección por habitación y evitar todo tipo de contacto con el personal del hotel. “Tomaremos la temperatura a los empleados al ingresar, les daremos alcohol en gel y barbijos, tendremos todos los cuidados necesarios. Le pedimos al Gobierno que nos excluya de la cuarentena porque no somos hoteles convencionales”, sostuvo Capelo.

Para el especialista el sexo seguirá ocurriendo aún en cuarentena y es necesario “garantizar sitios seguros para que no haya contagios ni las parejas se expongan a situaciones peligrosas”. “Necesitamos volver a operar para poder subsistir”, concluyó Capelo quien reconoció que hoy la situación es muy compleja.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-