SEGUINOS

PROVINCIALES

Iguazú: Abusó de su hijo y la Justicia lo benefició con prisión domiciliaria “hasta que se cure del asma”

“El nene me pidió que le compre un cuchillo para defenderse”, dijo entre lágrimas la mamá. El juez de Instrucción Penal 3, Martín Brites, concedió prisión domiciliaria al violador sin dar aviso previo a la familia de la víctima. “Sale porque tiene asma y, hasta que no se cure, no va a volver a la cárcel”, explicó la secretaria del magistrado.

Ante la preocupación y el miedo por la liberación del delincuente, Katherine y su madre -abuela del niño- se turnan para dormir y hacer guardias. El hombre, acusado de violar a su hijo cuando tenía 8 años, vive a 20 cuadras de su domicilio.

El juez no llamó ni citó a la familia, que se enteró por los medios. “Recién el viernes me dieron un botón antipánico y el sábado pude contarle a mi nene lo que estaba pasando. No quería contarselo porque cuando empezaron a mostrar que iban a salir los presos él se puso muy mal”, relató Katherine.

Tras darle la noticia a su hijo, él le pidió que le compre un cuchillo para poder defenderse. “Intenté tranquilzarlo con que no puede salir de su casa por la tobillera pero, en realidad, no me garantiza nada eso”, explicó.

“El juez Brites nunca me atendió. La lucha mía viene hace un montón porque la denuncia la hice en 2018 con todas las pericias positivas: dos Cámaras Gesell, 3 revisiones médicas y la última bajo anestencia, pericias psicológicas y el juez no lo quería poner preso”, remarcó.

Sin embargo, el horror y las pruebas no fueron suficientes para la Justicia. “Tuve que hacerlo público, hice una marcha en nombre de mi nene y de todos los casos que tenemos en Iguazú sin resvolver. Después de eso, el juez dictó la orden de prisión y él -el abusador- estuvo prófugo. Hace un año estaba preso”, contó Katherine.

“Apelaron 14 excarcelaciones a la Cámara de Posadas. El problema es que el expediente ahora está en Cámaras hace 4 meses y no quería apelar porque, si lo hago, él va a estar un año más en su casa”, señaló.

El viernes pasado la secretaria del juez, Cecilia Montejano, citó a Katherine para darle un botón antipánico, aprovechando para explicarle que “él no salió por el Covid, salió porque tiene asma y hasta que no se cure no va a volver a la cárcel”. “Pero el asma no tiene cura”, razonó la mamá de la víctima.

En ese marco, Katherine exclamó: “Necesito justicia por mi nene y por todas las víctimas de violencia, abuso y asesinato. Estos presos no pueden salir”. “Iguazú es chico y 20 cuadras no son nada”, agregó.

“Quería pedir a los jueces que revean esta situación por mi hijo y por todos los chicos que pasan lo mismo. Al señor presidente, que dijo que no iban a largar violadores ni asesinos”, pidió entre lágrimas e indignación. “Que los aislen en la cárcel si están enfermos pero no tenemos por qué estar padeciendo esto y no poder vivir tranquilos después de tanto calvario”, precisó.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-