SEGUINOS

PROVINCIALES

Iguazú: Colectiva de Mujeres insta a una mesa de trabajo para abordar la violencia de género

La Colectiva de Mujeres de Puerto Iguazú (CoMPI) realizó un diagnóstico de la situación que atraviesan las víctimas de violencia de género a partir de múltiples hechos de los que fueron testigos desde que se agruparon en el año 2017.

El tratamiento de los casos de violencia machista dejó en evidencia las falencias que presenta el sistema para la asistencia de víctimas.

“Muchas mujeres en situación de violencia se acercaron a la CoMPI para consultarnos respecto a los lugares en dónde realizar las denuncias, también para manifestarnos las dificultades que afrontan ante la falta de receptividad e información en diferentes instancias del proceso de denuncia”, comentaron desde la Colectiva.

A través de un comunicado, revelan que a partir de esas experiencias advirtieron un conjunto de falencias importantes en la visibilidad y tratamiento de esta problemática. Indicaron que “tal preocupación nos moviliza a poner de manifiesto las cuestiones que, lejos de brindar respuestas y contención, dejan a las mujeres en condiciones de mayor vulnerabilidad”.

La primera dificultad que presentaron respecto al proceso de denuncia fue el acceso a la información referente a todos los organismos estatales (municipales, provinciales y nacionales) involucrados en este proceso y sus funciones.

En este sentido, la CoMPI realizó una actualización de los datos existentes con incumbencia en Iguazú, además de establecer contacto con las Líneas 137 y 144. Los datos fueron compilados en un documento de difusión, con el objetivo de proporcionar la información clara y precisa de los organismos estatales encargados de asesorar e intervenir en el proceso de denuncia.

Advirtieron también que este paso no fue suficiente, ya que existe una completa desarticulación de los diferentes organismos intervinientes que genera no sólo el entorpecimiento del proceso, sino múltiples perjuicios que conllevan a que las mujeres desistan de continuar con las denuncias. Tal descoordinación entre las instancias referentes para dar respuestas concretas ante situaciones críticas se expresa en las informaciones parciales, contradictorias, la falta de comunicación entre las instituciones o bien, entre los actores, que pasan responsabilidades de una a otras áreas.

Como consecuencia, se desatiende y se deja a la deriva a las mujeres en situación de violencia. El diagnóstico deja percibir, además, que las instituciones no tienen suficiente capacitación en la materia para atender a los casos que se presentan. “En muchas ocasiones se desestima o se pone en duda lo que las víctimas cuentan cuando van a realizar las denuncias, o cuando buscan asesoramiento o contención en las dependencias correspondientes”, reclamaron.

La mediatización de la violencia

La situación se ve agravada cuando los medios de comunicación abordan de forma irresponsable la información de los casos de violencia, exponiendo la identidad y ubicación de las víctimas, lo que genera situaciones de riesgo para las mismas.

“En estos casos, se infiere que existe un desconocimiento también por parte de les comunicadores sobre los protocolos que se deben seguir para no vulnerar aún más a las mujeres. Desde la CoMPI priorizamos mantener el anonimato y, de esta forma, la integridad de las víctimas”, manifestaron.

Mesa de diálogo

Por otra parte, sostienen que este panorama en conjunto deja en evidencia que se desconoce la existencia de un protocolo formal de actuación que explicite las funciones que competen a cada una de las áreas.

De esa manera, alientan a la necesidad de que “este protocolo sea público y accesible a todas las mujeres e instituciones (policía, juzgado, dirección de la mujer, 137, 144, etc) de manera que todes sepan los pasos a seguir, evitando obstaculizar y ralentizar el proceso de denuncia”.

“En el caso que no exista, se propone desde la CoMPI armar una mesa con todos los actores involucrados para generar un documento de manera consensuada y conjunta. Asimismo, instamos a todas las organizaciones e instituciones a capacitarse en género, en relación a la Ley Micaela (Ley 27.499)”, apuntaron.

 

Fuente: El Independiente Iguazú.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-