SEGUINOS

Justicia

Iguazú: el hombre acusado de matar de un balazo a su beba podría salir en libertad gracias a la declaración de su pareja

En los próximos días, el juez de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, Martín Brítes, decidirá la suerte procesal de Mario Antonio Da Silva (40), acusado de haber matado de un balazo a su beba de dos meses durante una discusión de pareja.

El caso es complejo, porque no hay testigos directos del hecho que no sean el hombre y su mujer. El imputado está acusado formalmente del delito de “Homicidio calificado” y a la hora de la indagatoria, se abstuvo de declarar.

Quien sí habló ante el magistrado fue su pareja, de 19 años, quien cambió la versión que había dado ante la Policía y ahora habló de un “accidente”.

Fuentes del caso confiaron que están “evaluando psicológicamente a la chica, para determinar si tiene entidad y validez su testimonio”. Esto obedece a que muchas veces las víctimas de violencia de género, como se cree que es la joven, “declaran bajo presión, intimidación, o en estado de vulnerabilidad social”.

Anacarla, de apenas dos meses, fue baleada el pasado 26 de marzo en el barrio Cataratas de Iguazú. Sobrevivió algunas horas y luego dejó de existir, porque el proyectil calibre 22 que la impactó le había dañado varios órganos.

Ante el juez Brítes, la chica negó haber sido intimidada con un arma por su pareja. También que antes haya sido víctima de hechos de violencia de género.

La versión fue diametralmente opuesta a la que brindó ante la Policía. Allí apuntó directamente hacia Mario, a quien acusó de haberla amenazada con un arma que él mismo había fabricado.
Con esas dos versiones, ahora el magistrado debe decidir si le dicta o no la prisión preventiva al hombre.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-