Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Incendios: “reunir dinero es para la ‘gilada’, el problema es con la Humanidad”, advierten

Provinciales

Lo hace Juan Carlos Furlán que se sumó al voluntariado para combatir el fuego, inclusive donando todo lo que había recaudado en su campaña para realizar una perforación en sus tierras. Y aún descreyendo de la incidencia, excepto la momentánea, sostuvo que las 500 hectáreas atacadas por el fuego en Cerro Corá “pidieron auxilio” para agregar que “algunos escuchamos aun a la hermana Tierra”. Y convocar: “hagamos que volver a la naturaleza para volver a ser humanos sea viral! Todos somos selva!”, exhorta en su página de Facebook.

 Furlán tenía en curso una campaña de recaudación de fondos para una perforación en su Base de Experimentación, Investigación y Diseminación de Tecnologías Agrícolas Sustentables, que tiene en su Granja Biodinámica  «El Ceibalito» situada en el paraje Villa Venecia de Cerro Corá. Pero cuando escuchó el pedido de auxilio del Cerro, no dudó y entregó lo recaudado para sumar al combate del incendio.

Fue allí, en la base del Cerro donde se reunían los voluntarios y donde pudo conversar con él el periodista Jorge Kurrle, director de C6Digital, en la recorrida para conocer cómo las personas se iban sumando a los brigadistas para apoyar, aportar lo que se pudiera en el combate al fuego.

Este hombre, originario de Entre Ríos, que se radicó en Misiones donde además formó su familia, no solo es un productor sino también un defensor de la Naturaleza, de la Selva y un convencido que es la Humanidad la que debe cambiar para recuperar el ambiente degradado.

Por eso sin más trámite donó lo que había recaudado para el bien común: ayudar a apagar el fuego, apoyar a quienes lo combaten. Aunque no estuviera convencido que se alcanzaría el propósito de apagar el fuego. Porque entiende que apagar el fuego en serio es cambiar. Empezar a respetar el ambiente, “porque somos selva”.

Por caso la suya es una granja biodinámica en la que se dedicó a recuperar para la alimentación humana, plantas que se habían descartado y sobre las que enseña a las comunidades mbya que “olvidaron” el conocimiento.

Y dice que toda la plata que se pueda reunir no alcanzará para apagar el fuego, cuando mucho proveerá de herramientas a quienes combaten las llamas para que puedan hacerlo con más eficacia. Critica también a personas de su entorno y cree, por ejemplo, que el intendente se movilizó por la trascendencia que tomaron los incendios. Pero que todo no fue más que “para la ‘gilada’”. Porque atacar el problema de raíz será otra cosa, será empezar a ser amigable en serio con el ambiente, la naturaleza, en el caso de Misiones, con la selva.