Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Incendios rurales: prevenir para evitar una nueva crisis ígnea en el 2030, pronosticada por la ONU

Lo advierten en una declaración conjunta la Federación Argentina de la Ingeniería Forestal (Faif) y Consejos, Colegios y Asociación de Ingenieros Forestales de Misiones, Formosa, Chaco, Santiago del Estero y Chubut respecto a los Incendios en Corrientes.

Incendios rurales

Según informe de la ONU el empeoramiento de las condiciones climáticas, principalmente el calor y la sequedad generado por las altas temperaturas y bajas precipitaciones, podrían provocar un aumento del 50% de los incendios extraordinarios a nivel global para el año 2030.

Vistos estos escenarios globales y regionales de cambios climáticos, como profesionales de la Ciencias Forestales, debemos ser responsables, mesurados y empáticos en los análisis que realicemos debido a las consecuencias devastadoras de los incendios en áreas rurales que han afectado a  productores agrícolas, ganaderos  y forestales; como también a los propietarios de explotaciones dedicadas al turismo y organismos públicos y privados que gestionan áreas protegidas destinadas a la conservación de la biodiversidad. Muchos sistemas ecológicos se ven diezmados en sus componentes florísticos y faunísticos. Ante los hechos de público conocimiento vaya nuestro reconocimiento a los cientos de brigadistas, productores y vecinos que participan y participaron del combate directo del fuego. 

Consideramos que hay una multi-causalidad de factores que han desencadenado esta “catástrofe” que se vive en la provincia de Corrientes, en un contexto climático muy particular de extrema sequedad consecuencia local del fenómeno del Cambio Climático global.

Los profesionales de la Ingeniería Forestal, en virtud de nuestra formación técnica-académica, sustentada en las ciencias forestales con 211 años de historia en el mundo y casi 60 años como tal el país, no podemos simplificar el análisis coyuntural de esta “crisis ígnea” que vive la provincia de Corrientes; es tiempo de realizar una reflexión crítica basada en el  análisis profundo, sincero, certero y compartido desde los diferentes sectores: públicos-privados, etc; siempre orientado hacia la búsqueda de soluciones estructurales, y que desde las ciencias forestales se puede contribuir en su aporte.

Los incendios forestales y rurales nos hacen muy vulnerables como sociedad y región; con graves consecuencias en lo social, económico-productivo, eco-ambiental, con algún correlato institucional (por perdidas de áreas demostrativas con muchos años de investigación).

En temporada de incendios debemos estar preparados para estos eventos, no hay lugar para la improvisación. Hoy la prioridad es que se combatan (con todos los recursos disponibles) y extingan estos Incendios con la mayor prontitud.

No es tiempo de señalamiento de culpables o de transferir culpas; sí asumir las responsabilidades compartidas, tanto en el ámbito privado como público, con mucha franqueza y responsabilidad generando un compromiso verdadero hacia un futuro más previsible y menos incierto ante catástrofes de esta naturaleza. Esta realidad debe llevarnos a un profundo aprendizaje hacia  la búsqueda de las soluciones estructurales,  las que serán, sin dudas, un gran desafío para las instituciones, jurisdicciones provinciales y para la nación.

La gestión del territorio

Los forestales tenemos un axioma que dice: “La gestión del territorio es el camino para tener bosques seguros”; de ahí la importancia siempre de trabajar en silvicultura preventiva. Extrapolando esta definición a las distintas actividades productivas de los territorios involucrados, sin dudas las mismas requieren de adecuados manejos culturales territoriales que involucren a todas las actividades agropecuarias que se desarrollan en los mismos, a efectos de reducir la cantidad de material combustibles para disminuir el peligro de los incendios, con apropiadas medidas preventivas, muchas exigidas por las normativas legales vigentes. Es una responsabilidad primaria de los propietarios velar por la seguridad de sus patrimonios productivos, siendo indispensable invertir en la asistencia técnico profesional en dicho sentido.

Los incendios forestales y rurales se combaten con planificación, con táctica y estrategia, requieren de brigadas especiales con alto niveles de capacitación y formación profesional, con equipamientos y logística específicos, es clave implementar territorialmente sistemas de prevención, presupresión y combate de los mismos, con tecnología de vigilancia, monitoreo de alerta temprana, con disponibilidad de equipamientos y logística operativa para la intervención rápida y localizada. Se debe trabajar mucho en generar conciencia en la sociedad, en general, incidiendo en la prevención de los mismos a través de la ecología del fuego, conocer su comportamiento y manejarlo. El fuego existió siempre en la evolución de los ecosistemas y seguirá estando, debemos aprender a usarlo.

El Fortalecimiento del Plan Nacional de Manejo de Fuego y eficaz articulación con sus correlatos Provincial y Municipal es estratégico;  además de acompañar la conformación de consorcios de manejo del fuego, integrado por empresas, propietarios forestales y rurales, con el acompañamiento de la nación-provincia y municipio según corresponda; conformando brigadas especiales con altos niveles de capacitación y formación profesional, con equipamientos y logística específicas; logrando una adecuada articulación público privada que funcione eficazmente en la temporada de incendios, tendiente principalmente a la cooperación y complementariedad en su accionar territorial, donde cada una de las partes asuma las responsabilidades y los compromisos que les correspondan.

Areas afectadas por incendios

El restablecimiento de la productividad y los servicios ecosistémicos de las áreas afectadas con la finalidad de fortalecer la resiliencia de los paisajes agro-forestales y las áreas naturales protegidas; se debe abordar desde la complejidad y diversidad de los mosaicos territoriales rurales, a fin de conciliar intereses socio-productivos con los de protección eco-ambiental, buscando soluciones estructurales, en el marco de un ordenamiento territorial, que tienda a conciliar los compromisos de la conservación y el desarrollo, para garantizar un desarrollo rural sostenible.

Política forestal de Estado

Es muy importante antes estas situaciones que la Nación, conjuntamente y en concordancias con las jurisdicciones provinciales y municipales, construyan y consoliden (estamos dispuesto como Faif, Consejo, Colegios y Asociaciones de Profesionales de la Ingeniería forestal a participar)  una clara política forestal de estado en el país (con visión federal e inclusiva, de largo plazo para el sector forestal, que comprende un conjunto de aspiraciones, metas y objetivos y un esbozo de la línea de acción para conseguirlo), desde una  autoridad nacional unificada, fortalecida y jerarquizada , para salir de las recurrentes políticas pendulares, que en materia forestal, se aplican en el país desde hace muchísimo tiempo.

Fdo.:

Ing. Ftal. Esteban Felipe Cisneros

Presidente de la Federación Argentina de Ingeniería Forestal.

Ing. Ftal. Jaime Gustavo Ledesma

Presidente Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones.

Ing. Ftal. Roberto Castillo Slawycz

Presidente del Colegio de Graduados en Ciencias Forestales de Santiago del Estero

Ing. Ftal. Víctor Mondino

Presidente Asociación de Ingenieros Forestales de Chubut.

Ing. Ftal. Walter Lescano

Presidente Consejo Profesional de Ciencias Forestales del Chaco

Ing. Ftal. Patricia Britos

Presidente Consejo Profesional  de Ingenieros Forestales de Formosa