Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Misiones en Baires

Indican que el 52% de las empresas industriales espera que mejore su situación

NACIONALES

“Luego de un 2020 atravesado plenamente por las consecuencias económicas y operativas de la pandemia, en los primeros meses de 2021 las perspectivas industriales muestran cierta mejora, aunque siguen sin estar exentas de nuevas dificultades”. La afirmación surge de una encuesta realizada por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina y que fuera girada a distintos despachos oficiales. La medición se realizó entre 777 empresas de diversas actividades, regiones y tamaño

El 52% de los encuestados espera que mejore la situación económica a nivel empresa. Solo un 36% espera mejoras para situación económica del país.

En el caso de las ventas en el mercado interno en enero: el 26% de las empresas afirmó un incremento de la demanda interna y un 37% de las empresas restantes afirmó que las ventas se mantuvieron constantes con respecto al último trimestre del año pasado. Otro 37% manifiestan reducción de las ventas.

La debilidad de las exportaciones industriales se acentuó desde la irrupción de la pandemia reduciéndose un 31% interanual. En este sentido, consideran fundamental la baja de derechos de exportación junto al incremento de reintegros.

La encuesta refleja que las empresas continúan afrontando distintas dificultades, aunque el panorama ha ido mejorando.

Se fueron reduciendo las dificultades para hacer frente a los pagos, aunque persisten demoras: el 22% de las empresas afirma que no pudo pagar impuestos, el 14% los compromisos financieros, el 9% no pudo pagar a proveedores, el 9% no pudo pagar tarifas de servicios públicos y el 4%, salarios.
Sigue siendo acotada la posibilidad de tomar préstamos como forma de financiar el capital de trabajo y las inversiones.

Mientras que el 43% del total de empresas tuvo mayor demanda de crédito, solo el 38% del total pudo acceder al monto necesitado.
Proveedores

El accionar de las empresas se ve trabado por los mayores tiempos de entrega de proveedores y los menores stocks de los insumos.

El 36% de las empresas afirmó que las entregas por parte de proveedores se vieron diferidas. Dentro de estas empresas, el 50% registró una disminución del stock de materias primas e insumos.

A esto se adicionan gastos surgidos en el 2020 que todavía están presentes además del costo del transporte se suman los gastos de los trabajadores dispensados y los testeos: el 51% se hace cargo de los tests para detectar

De la mano de la recuperación de la producción, el sector manufacturero fue aumentando la demanda de empleo.

Sin embargo, parte de esta suba se debe a la necesidad de compensar el elevado porcentaje de trabajadores dispensados -12,5% del personal en promedio-.

Los principales motivos de otorgación de licencias fueron los casos confirmados o contactos estrechos de Covid y los trabajadores que tienen más de 60 años.

Entre las licencias que más preocupan a las empresas se encuentran los casos de Covid. El 31% de las firmas manifiesta que son de alta importancia.
El informe advierte que el actual régimen de regulaciones, surgido en un entorno excepcional como el que se presentó durante el 2020, limita la capacidad de la industria de fortalecer el empleo.

En el mediano plazo, recomponer el empleo asalariado en la industria, el cual pese a la suba reciente todavía está un 13% por debajo de los niveles de 2015 (161 mil puestos menos), tiene varios obstáculos por delante.
La incertidumbre macroeconómica y los juicios por despido son los principales factores que desincentivan la contratación en el mediano plazo: afectan al 73% y al 67% de las empresas, respectivamente.
También los convenios colectivos de trabajo desactualizados (45%).
Incertidumbre

El trabajo concluye que las expectativas de las empresas afianzaron la mejora que ya se había registrado a fines del 2020 aunque “persiste la incertidumbre por la situación del país”.

La entidad sostiene “la necesidad de construir más previsibilidad” y afirma que “la sostenibilidad de este crecimiento dependerá de la capacidad de recomponer el empleo y la inversión y generar los incentivos adecuados resulta prioritario”.

Fuente: Ámbito.