SEGUINOS

NACIONALES

Ingreso Familiar de Emergencia: el Gabinete económico se reunirá para hablar de su extensión

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezará este lunes en Casa Rosada una nueva reunión de gabinete económico para “darle continuidad al programa IFE” en mayo. Así lo indicó esta tarde. También se refirió a la salida de Alejandro Vanoli del Anses y la llegada de Fernanda Raverta, remarcó que el gobierno no pidió prisiones domiciliarias y habló sobre la necesidad de sancionar un impuesto a las grandes fortunas.

Debido a la extensión de la cuarentena que en principio será hasta el 10 de mayo y teniendo en cuenta que desde el Ejecutivo analizan una posible ampliación hasta el 26 de este mes, el Gobierno nacional busca concretar e implementar una nueva cuota de $10.000 del programa de Ingreso Familiar de Emergencia que se pagaría en el mes de mayo. “Convoqué a reunión del gabinete económico mañana a las 10 hs para darle continuidad y abonar el mes de abril”, adelantó Cafiero en declaraciones a Radio con Vos.

Del encuentro además del jefe de Gabinete estará a vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; la titular de la (AFIP), Mercedes Marcó del Pont; y los ministros Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Martín Guzmán (Economía) y Claudio Moroni (Trabajo), entre otros. Asimismo, participará también la nueva titular de ANSES. “Raverta se incorporó de lleno a trabajar y mañana va a estar en la reunión. Estamos muy contentos con su llegada. Se acopló muy bien y estuvimos trabajando, cruzando mensajes y hablando durante el fin de semana”, dijo.

Asimismo, se refirió a la salida de Alejandro Vanoli del ANSES. “El presidente va optando por el perfil de funcionario que va necesitando y se referencia dentro del FDT. Las especulaciones son más para editoriales. Se necesita compromiso, responsabilidad y mucha coordinación con el resto de las áreas. Vanoli trabajó con mucha honestidad. El presidente decidió que hay que darle otro dinamismo a la agencia y por eso se buscó a la compañera Raverta, que tiene mucha territorialidad”, explico.

Por otro lado se refirió al cacerolazo que tuvo lugar el viernes pasado. “Las protestas de la gente siempre ayudan, no hay que tenerles miedo. Cualquier espacio democrático como el nuestro, está dispuesto a escuchar los reclamos. Es obvio que el Poder Judicial tomó nota del disgusto que había”, sostuvo.

La protesta tuvo lugar en distintas partes del país en repudio a un presunto plan de excarcelaciones de presos con condenas graves, para evitar la propagación del Covid-19 en cárceles. El hecho tomó impulso luego de que numerosos portales y canales de televisión se hicieran eco de supuestas liberaciones masivas en todo el país.

Asimismo, el propio viernes la jueza Julia Márquez de Quilmes generó aún más rechazo al brindar presuntas cifras oficiales respecto de una supuesta liberación masiva de violadores, algo que posteriormente la propia magistrada debió desmentir. “No estoy diciendo que en un día salieron 172 abusadores ni nada, sino que en un día hay 172 personas que recuperaron la libertad bajo distintos institutos”, admitió luego la magistrada, cuando la mentira ya estaba instalada y circulando por numerosos medios.

Ante esa situación, desde el gobierno aclararon que no existe ningún plan con ese objetivo y esta tarde, el propio jefe de Gabinete nuevamente salió al cruce de dichas versiones al señalar que “el gobierno no pidió ni prisión domiciliaria ni liberación de nadie. No tenemos injerencia. El Ejecutivo no puede (ni debe) detener, meter preso, ni liberar a nadie”.

Respecto a la circulación de noticias falsas que buscaron implicar al Gobierno en el supuesto plan, Cafiero sostuvo que “se intentó confundir a la gente mezclando este tema con maliciosidad política. Hay cierta canallada y mezquindad de parte de algunos miembros de la oposición que buscaron hacer politiquería con esto”.

“Los jueces tienen que ser muy responsables con las decisiones que toman, y si se equivocan, tienen que responder por eso”, profundizó Cafiero.

El funcionario se refirió al proyecto de ley que buscará sancionar el Ejecutivo en el Congreso para gravar grandes fortunas. Se trata de una medida extraordinaria con el objetivo de obtener fondos para combatir al Covid-19.

Es un proyecto que tiene mucho sentido, se está discutiendo en el mundo”, sostuvo Cafiero. Asimismo, aclaró que se trata de “un aporte extraordinario para un momento extraordinario”. Aún no comenzó a ser tratado pero se espera que pueda tener trámite parlamentario en las próximas semanas.

Uno de los principales inconvenientes que afronta el Gobierno tiene que ver con la renegociación de la deuda. Luego de presentada la propuesta semanas atrás, ahora el Ejecutivo aguarda una respuesta por parte de los bonistas. Sin embargo, el ministro de Economía Martín Guzmán, dejó en claro que no hay posibilidad de correrse de la propuesta ya que el objetivo es lograr que el pago de la misma sea sostenible.

En ese sentido, Cafiero señaló que “se viene trabajando muy fuerte desde los equipos del Ministerio de Economía para ir llegando al mejor resultado posible. La deuda tiene que ser sostenible para un proyecto de país que no contempla hacer ajustes para pagar la deuda”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-