SEGUINOS

POLICIALES

Internaron de urgencia a la maestra jardinera que quiso matar a cuchillazos a su beba recién nacida

Rita C. (28), la maestra jardinera acusada de haber intentado matar a cuchillazos a su hija recién nacida en Posadas, fue internada este miércoles en el hospital Ramón Madariaga, luego de que se descompensara por una hemorragia que presentó. Trascendió que se encuentra en estado delicado.
A raíz de esto, se postergará la declaración indagatoria que tenía previsto tomarle el juez de Instrucción Marcelo Cardozo. La mujer será imputada primero del delito de “tentativa de homicidio calificado por el vínculo” y luego se le dará la posibilidad de declarar. Puede abstenerse si así lo desea.

Rita dio a luz el sábado en el hospital Materno Neonatal, donde se internó con el DNI de otra persona. El lunes a las 12.30 le dieron el alta. Y regresó a su casa a las 16, sin su beba. La pequeña apareció a las 17.40 de ese día, dentro de una bolsa de consorcio cerrada con alambres, a pasos de la costanera Oeste, entre ambos puentes ubicados sobre el arroyo Mártires. Un runner que entrenaba por el lugar oyó su llanto y la socorrió. Se trata de Diego Penayo, quien se transformó en el ángel de la guarda de la pequeña.

La beba, a la que llaman Milagros, tuvo que ser operada en el Hospital Pediátrico, porque además de cortes tenía un cuchillo incrustado en el pecho.

Rita no le contó a su familia que estaba embarazada. Ni su madre enfermera ni su pareja lo sabían. Y el sábado fue al hospital con la excusa de atenderse por una supuesta enfermedad. Como no regresó, su concubino hizo una exposición. Recién regresó el lunes. Nadie sabía que había parido. El martes, la detuvieron. Fue alojada en la comisaría 19, desde allí la trasladaron luego al hospital, donde ahora se halla internada.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-