SEGUINOS

POSADAS

Interurbanos: advierten que las empresas están “al límite” y avizoran un futuro “muy complicado” para el sector

El representante de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Caemtap), Juan Manuel Fouce, dijo en declaraciones a C6Digital que lo que pidió vía correo la Subsecretaría de Transporte fue que las empresas remitan la pedidos de autorización de los servicios que quieren poner en funcionamiento.

Transporte: autorizan la reanudación de los servicios interurbanos

Sostuvo que a mayor cantidad de frecuencia los servicios se vuelven más deficitario y agregó que hoy por hoy se espera una demanda de pasajes del 30 por ciento. “Muy bajo y obviamente que no se van a habilitar todos los servicios y la primer barrera que se experimenta es la económica”, afirmó.

Señaló que las empresas del sector no tienen para sostener un servicio deficitario. “Como se vio en los servicios interurbanos que ya arrancaron la ocupación va entre el 20 y el 30 por ciento, el servicio no logra pagar ni siquiera el combustible. Lo mismo va a pasar con las de larga distancia, se está viendo en otras provincias y en el vecino país de Paraguay”, observó. Ello porque, según manifestó, la gente trata de no moverse de los lugares donde vive en el marco de la pandemia por el coronavirus.

Indicó que las tarifas están congeladas con una compensación tarifaria de enero, con otros valores, hay empresas que no cuentan con ATP, también hay atraso de dos meses en el pago de subsidio. “Es complejo y el que quiera comenzar con la actividad tiene que saber que arrancará a pérdida y eso le generará más pasivo que el que tiene”, advirtió.

En este marco, sostuvo que se trasladó todo este inconveniente al Estado provincial “y se va a ver ahora en el campo”. “Arrancar un colectivo implica una erosión, según el tipo de unidad, una erosión de entre 400 mil y 200 mil pesos. Porque cargar combustible cuesta 60 mil – 70 pesos, los 6o litros; más batería, cubiertas, cambiar lubricantes. Todo eso lleva un costo y lo que preocupa es que el servicio va a ser deficitario”, anticipó Fouce.

Recordó que los servicios interurbanos no tienen subsidio de Nación. Tienen una ayuda provincial de la composición tarifaria. “Decimos que es muy baja porque está pensada en base a los litros subsidiados por Nación en el año 2012, a 25 pesos por litro. En razón de uno con 10 empleados que tiene ya, entre aportes, contribuciones y salario, se va todo en subsidio y no tiene para pagar otros compromisos asumidos. Igualmente, algunas empresas no tienen ATP y están en una situación muy grave porque están arrastrando el pago de salarios desde hace ocho meses”, enfatizó.

El presidente de la Caemtap señaló que la entidad aun no tiene el Decreto que habilita la rehabilitación del servicio. “No lo vimos publicado y la Subsecretaría de Transporte tampoco anunció el inicio de la actividad. Sí sabemos que alguna empresa dijo que arrancaba desde el lunes pero nosotros no tenemos el acto administrativo de la Subsecretaría ni del Gobierno provincial visible que nos indique cuándo iniciar la actividad. Pero puede ser que algunas comiencen el lunes y gran cantidad quede parado”, manifestó.

En tal sentido, Fouce consideró que cambia el transporte a futuro de una manera muy drástica, va a haber reducción de frecuencias y algunas empresas quedarán en el camino. “Es muy grave lo que va a ocurrir, de todo nivel, porque una empresa genera ingreso, mantiene con el salario a los trabajadores, la situación es difícil en todos lados”, apuntó.

Además, hizo referencia al boleto estudiantil y el carnet de discapacitados. “Hay muchas personas que lo tienen por presentar artrosis en el hombro, cualquiera lo puede tener pero trabaja normalmente. Es muy cuestionable eso. También tenemos jubilados, policías, penitenciarios, con reducción del valor del pasaje. Todo ese sistema de gratuidad también va a afectar el transporte de pasajero y más el boleto educativo, que se paga con demora como los subsidios. Por eso es complicada la situación”, remarcó.

En la entrevista televisiva, Fouce reiteró que la Subsecretaría de Transporte se comunicó con el sector informando que se habilita la actividad del servicio interurbano “pero no nos mandó el Decreto”. “No está tampoco publicado en el Boletín Oficial y en el correo que enviaron no dice tampoco cuándo se inicia la actividad. Se le pidió una aclaratoria como también los horarios que van a funcionar las terminales. Hoy por hoy están funcionando hasta las 20”, aseveró.

En otro tramo afirmó que hasta el momento no se vio en ninguna terminal aglomeración de personas. “Cada una cuenta con el protocolo pero hoy por hoy se experimenta que es mucho más difícil mover un colectivo que protegerse”, sentenció.

En la provincia 32 empresas deberían empezar a cumplir el servicio. La Subsecretaría de Transporte deberá determinar la cantidad de líneas y frecuencias. “En este contexto de pandemia hay muchas formalidades que no están. En realidad los servicios son otorgados y ya están habilitados pero lo que quiere hacer la Subsecretaría es evitar que las empresas se pisen para perjudicar los ingresos de los servicios, tratar de generar la mayor rentabilidad posible. Si bien una empresa está preparada para funcionar al cien por ciento y va a funcionar al 20 por ciento el otro 80 por ciento va a estar ocioso. Esa es la realidad hoy”, finalizó.

Descargar Semanario Seis Páginas
-